Desde Córdoba, Intel busca especializarse en servicios

El Centro de Desarrollo de Software de Intel trabaja para perfeccionarse en el sector de servicios. Al igual que los otros centros de la corporación a nivel mundial, que son reconocidos cada uno por sus expertise en determinadas áreas, la sede cordobesa que opera con 120 trabajadores ha avanzado en el área con investigaciones acerca del manejo remoto de computadoras y en un sistema antirrobo, entre otros estudios.
“Hay varias razones por las cuales queremos especializarnos es servicios. Tenemos gente con experiencia en el área y además los recursos humanos que se pueden conseguir están muy alineados con los servicios. Por otro lado, es un área donde Intel no tiene experiencia y no hay otra sede que lo esté desarrollando a nivel mundial”, dijo a Comercio y Justicia Don Harbert, director de Intel Massachusetts.

“Queremos hacer crecer este centro y el servicio es un área que necesita en el tiempo más gente”, aseguró el máximo ejecutivo.
Cuando se refieren a servicios, los directivos del centro hacen hincapié en el desarrollo de software sobre el cual las empresas pueden construir sus aplicaciones.
“Hay prestadores de servicios que necesitan desarrollar su software para que sus servicios sean prestables, por ejemplo en el caso de Internet, administración o manteniemiento”, explicó Luis Blando, director del centro de desarrollo cordobés.
En ese sentido, los especialistas cordobeses ya han dado los primeros pasos en el área para el manejo remoto de equipos.
Cuando se suscita un problema con el sistema operativo de una computadora, el técnico puede conectarse remotamente y resolver el conflicto gracias al software desarrollado por el equipo de Intel.

“Entre otros servicios que estamos desarrollando está el sistema antirobo”, dijo Blando. “El software tiene la capacidad de transformar la laptop en un ladrillo en caso de robo”, explicó Blando, quien remarcó que el equipo de profesionales se encarga de realizar el programa de base que este tipo de servicios necesita para funcionar.
Por ser Intel la desarrolladora del chip es la que mejor puede conocer las características del procesador y con ello, determinar de qué manera se puede “aprovechar el software” para que sea óptimo. “Es decir, que consuma menos energía, que se integre mejor a la plataforma de Intel, etc.”, explicó Blando.
En otra área, el centro cordobés ha elaborado una caja de herramientas de seguridad para programadores, como así tambien la computación de alta performance. Se trata de programas que se procesan en clusters especialmente dieñados para un alto poder de cálculo, como el que se utiliza en un modelado de partículas o agujeros negros.

Artículos destacados