Pequeños proveedores se oponen a que Internet sea un servicio público

PENETRACIÓN. El sector privado generó una tasa de 124% en telefonía móvil y de 63% en accesos fijos de banda ancha.

Manifestaron que una mayor intervención del Estado no asegura la universalidad de la conectividad sino que puede generar menores desarrollo y penetración de los servicios de banda ancha

Ante los proyectos de ley e iniciativas de regulación que proponen considerar los servicios de conectividad a Internet como un servicio público, la Cámara Argentina de Pequeños Proveedores de Internet (Cappi) expresó su posición contraria a ellos.

El resto del contenido sólo es accesible para usuarios suscriptos al diario. Si estás suscripto, iniciá sesión con tu usuario/e-mail y tu contraseña.
O podés enviar una solicitud de suscripción desde aquí.

Sé el primero en comentar en "Pequeños proveedores se oponen a que Internet sea un servicio público"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*