GM proyecta refundarse con plantas de Latinoamérica

General Motors, la segunda automotriz más grande del mundo, cerraría sus plantas en Europa y centraría su fabricación en Latinoamérica y Asia, según publicó un diario de Detroit, sede de la empresa.
La publicación Detroit News, con base en documentos internos de la firma, dijo que la automotriz estudia reformular su futuro, en el que incluye planes nuevos de fabricación, luego que supere su crítico momento actual. Los planes son cerrar en Europa la producción de coches destinados al mercado norteamericano para trasladarla a países de América Latina y Asia, afirmó el diario. La idea implicaría la salida de las líneas de producción de unos 130.000 vehículos menos en Europa, así como en Canadá y Australia. GM vende en EEUU, entre otros, el modelo Opel Astra producido en Europa.

El presidente del grupo, Fritz Henderson, tiene previsto informar sobre la marcha del plan de saneamiento para evitar la quiebra, como ocurrió con su competidora Chrysler. El gobierno norteamericano ha emplazado a la automotriz a presentar un programa de rescate antes de finales de mayo.
También The Wall Street Journal señaló que la empresa reestructurará el consejo de administración por presión del gobierno. El último plan de saneamiento de GM prevé que el Estado se haga cargo de la mayor parte de las acciones y el sindicato UAW asuma una participación importante. Ambos estarán representados en el nuevo consejo de administración, agrega el rotativo económico. Sin embargo, para aplicar el plan de rescate la empresa necesita previamente llegar a un acuerdo con sus acreedores.

Beneficios locales

General Motors tiene varias plantas en América Latina y sus principales centros están en Mexico, Brasil y Argentina.
Su fuerza principal está en México, donde dispone de cuatro fábricas con unos 14 mil trabajadores. En ese país, GM produce el modelo Hummer, una 4 por 4 derivada de un vehículo militar de alta performance y de alto precio.
La empresa tiene también plantas industriales en Brasil y Argentina. La planta nacional en Gnereal Alvear, cerca de Rosario, luce como carta de presentación una buena performance y la fabricación del modelo Corsa, el auto líder de las exportaciones argentinas durante varios años. El vehículo se produce en varias versiones que gozan de aceptación en toda la región sudamericana.

EXPORTACIÓN
En los primeros cuatro meses del año ya se produjo una caída de 17% en las ventas. De continuar la tendencia, dejaría para fines de 2009 una comercialización total de 470.000 unidades, casi 100.000 vehículos menos con respecto al total alcanzado en 2008. El 60% de la producción nacional se vende en el exterior y los planes de GM apuntan a ese destino, principalmente, el propio Estados Unidos.

Artículos destacados