El desafío de la industria del seguro: adaptarse y generar conciencia aseguradora

 La industria del seguro en Argentina viene creciendo sostenidamente en los últimos años y hoy su principal desafío es poder adaptarse y evolucionar junto con los cambios tecnológicos, climáticos, de productos y sociales. Además, esta industria “sin chimeneas” tiene otro reto: “desarrollar una conciencia aseguradora en la sociedad”, según explica Javier López Villagra, director de López Villagra Broker de Seguros, una de las empresas que integran el cluster de Servicios de Córdoba, que todos los meses reúne a sus socios para que expongan novedades del sector.
Según el último informe “Mercado Asegurador Argentino”, realizado por la Superintendencia de Seguros de la Nación, destacó que el porcentaje de la producción de seguros respecto al PBI nacional fue creciendo en los últimos años: en 2012 era de 2.50% y fue aumentado hasta llegar a 3,20% en 2017 . También apuntó que la producción nacional (total de primas netas de anulaciones) desde el período 2011 es creciente con indicadores variables: se considera un crecimiento promedio de 10%.

Facturación y participación cordobesa
En este contexto, durante 2017 la producción de seguros del mercado nacional superó $290 mil millones, creciendo 12,7 % respecto al período anterior. “No hay información confiable respecto a la desafectación de la producción de este sector por provincias, pero se puede estimar que Córdoba representa 8% de la producción nacional”, estimó López Villagra.

Los más pedidos
En palabras del especialista, en Argentina, “los asegurados suscriben principalmente los seguros obligatorios, como son los del automóvil, de riesgos del trabajo, de vida colectivo obligatorio, caución ambiental, integral de consorcios, vida saldo deudor, entre los de mayor incidencia”. “A medida que va cambiando la realidad y la cantidad de riesgos aumentan o se modifican, el mercado asegurador debe ver la oportunidad de negocios; sobre todo cuando son riesgos masivos de colocación que permiten una gran masa crítica”, destaca López Villagra y puntualiza que la ley 22400 establece que el productor de seguros es la única persona autorizada para brindar este servicio y que, actualmente, en el mercado argentino 67% de los contratos son realizados por productores asesores; el resto va por bancos, tiendas u otras entidades.

Tendencia: los microseguros
En los últimos años, muchas empresas aseguradoras comenzaron a ofrecer coberturas “a medida”, orientadas a proteger bienes de la vida cotidiana. Si bien la denominación “microseguros” se utiliza a escala mundial para referirse a aquellos productos que las entidades ofrecen a poblaciones de bajos ingresos, en Argentina el término suele usarse para referirse a las micropólizas que cubren objetos tecnológicos, carteras, extracciones en cajeros automáticos, bicicletas y hasta mascotas.
Sobre este tipo de seguros, López Villagra explicó que lo ofrecen los bancos y hasta lo venden por teléfono. “Hay coberturas que van desde celulares, bolsos, prótesis hasta robo de identidad”, graficó el especialista. Por último, en el orden empresarial, enumeró los “seis seguros que debería contratar una empresa: todo riesgo operativo, interrupción del negocio, seguro de directores y gerentes, responsabilidad civil, seguro ambiental y seguro cyber risk”.
El Clúster de Servicios nació en 2010, cuando un grupo de empresarios pyme de Córdoba se reunió para buscar soluciones compartidas a problemas comunes. Surgieron así dos escenarios: el brazo social de este grupo de pymes -la Fundación de Empresas de Servicios(Feser)- y el brazo comercial, bajo el nombre Clúster de Servicios.

 

Artículos destacados