.

Del total de vehículos que se roban en la ciudad por mes -alrededor de 300- “muy pocos se recuperan”, sostuvo Eduardo Haro, presidente de la Asociación de Productores de Seguros de Córdoba. El dirigente explicó que, “por ley, una compañía tiene 30 días para buscar un auto y, si no aparece, comienza a considerar la propuesta para recomponer ese auto”. Sin embargo, el presidente de la asociación reconoció que si un rodado sustraído no aparece a los diez días, la compañía “ya empieza a hacer los trámites” para la restitución del valor del seguro.
Para la entidad, las zonas más peligrosas de la ciudad para la seguridad de los coches son Nueva Córdoba y General Paz. Estos sectores urbanos encabezan el ranking de lugares donde desaparece la mayor cantidad de vehículos.

Artículos destacados