Twitter y Facebook, contra las penalizaciones que impone el proyecto “Pichetto”

Los responsables en Latinoamérica de las principales redes sociales discreparon de aspectos de la iniciativa que establece penas para quienes creen y administren perfiles falsos

Durante una audiencia en el Senado, los responsables de políticas públicas de Facebook y Twitter Latinoamérica discreparon de los proyectos de ley que apuntan a penalizar el uso de identidades apócrifas en las redes sociales.
Las comisiones senatoriales de Justicia y Asuntos Penales, y de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión se reunieron para analizar proyectos en ese sentido y recibieron al responsable de política pública de Twitter Latinoamérica, Hugo Rodríguez Nicolat, y al director de políticas públicas para Latinoamérica de Facebook, Juan de Dios Batiz García.
El representante de Facebook se mostró abierto a nuevas regulaciones pero pidió que sean «prácticas» y que «no inhiban la innovación», mientras que su par de Twitter se opuso a que «el uso de un nombre» sea «un delito punible». Además, advirtió del riesgo de afectar la libertad de expresión y evaluó que se debe alentar la autorregulación de los usuarios.
Rodríguez Nicolat indicó: «La responsabilidad principal de Twitter es con la salud de la comunicación y con dar herramientas claras para reportar cualquier uso indebido o malicioso de la plataforma. Nosotros no publicamos la información, damos el espacio a los usuarios, que son los responsables de este tipo de interacción», agregó el representante de Twitter, quien hizo hincapié en que los usuarios aceptan las líneas de conducta que marca la aplicación y se atienen a consecuencias como «la suspensión de la cuenta».
No obstante, consideró que el uso de un nombre específico no puede justificar por si solo un delito punible, porque consideró que la parodia y la sátira son componentes esenciales del debate democrático.
«Nuestra política de suplantación considera que la intención de la cuenta es relevante, al reforzar que para violar las reglas no es suficiente tener el mismo nombre sino representar a otra persona de manera engañosa», señaló Rodríguez.

Al respecto, sostuvo que para poder enfrentar los desafíos de la desinformación sin correr el riesgo de afectar la libertad de expresión, se requiere un abordaje más amplio y abarcativo y se expresó a favor de una «campaña de concientización».
Batiz García, por su parte, afirmó que se debe trabajar sobre qué tipo de regulación se necesita, en qué ámbito y en qué tema, al tiempo que afirmó que Facebook no se opone a la regulación pero considera que debe ser “sensible, práctica y que no inhiba la innovación”.
El ejecutivo señaló que Facebook permite algunas páginas con nombre diferente a la personalidad que las creó cuando se trata, por ejemplo, de «clubes de fans o sátiras», pero aclaró: «No está permitido el uso de perfiles falsos, de suplantación de identidad y las cuentas falsas».
Después de destacar que la manera más sencilla de reportar cualquier uso indebido de la red es en la misma plataforma, Batiz García aclaró que Facebook no tiene una cantidad específica de reportes de suplantación de identidad pero que colabora con las autoridades ante denuncias por cuestiones de este tipo.
«En 2017 recibimos pedidos de distintas autoridades y se les dio respuesta. Fueron unas dos mil solicitudes y ahí había casos de suplantación de identidad», precisó el representante de Facebook para Latinoamérica.
Y agregó que esta plataforma “es respetuosa de las leyes locales, coopera con las autoridades y promueve la interacción verdadera entre las personas».
El tema tomó impulso semanas atrás, cuando el jefe del Bloque Justicialista, Miguel Pichetto, denunció penalmente la creación de una cuenta de Twitter falsa con su nombre y presentó un proyecto de ley en ese sentido.

Hay otras tres iniciativas para penalizar la suplantación de identidad, que corresponden al pampeano Daniel Lovera (Justicialista), la salteña Cristina Fiore Viñuales (Interbloque Federal) y la tucumana Silvia Elías de Pérez (Cambiemos).
Sin embargo, el presidente de la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión, Alfredo Luenzo (Justicialista) indicó a la prensa que el tema requiere mayor debate y que se debe «encontrar un equilibrio» entre la implementación de nuevos controles y la preservación de la libertad de expresión.
De la reunión participó también el secretario de Actuación Judicial de la Cámara Nacional Electoral, Hernán Gonçalves Figueiredo, quien advirtió de que la suplantación de identidad puede tener efectos sobre la «decisión política» de un votante y «podría afectar a un candidato en campaña».
Evaluó el funcionario electoral: «Es interesante discutir si las formas clásicas sirven para proteger la identidad digital como lo hacen con la identidad real», y subrayó que tanto las identidades apócrifas como las falsas noticias o -fake news- son un fenómeno globalizado.

Artículos destacados