«Hay que hacer más políticas de prevención y menos de seguridad»

La Universidad Nacional de Córdoba condecoró ayer con el título de Doctora Honoris Causa a la abogada penalista y especialista en criminología Lola Aniyar de Castro. En su currículum, no sólo figura una extensa trayectoria académica y científica, sino también el paso por importantes posiciones políticas y diplomáticas dentro y fuera de su país, Venezuela. Además, acumula varios títulos de su autoría como “Victimología” (1968); “Temas de Derecho Penal: los delitos de bigamia y adulterio” (1970); “Criminología de la reacción social” (1983) y “Criminología de la liberación” (2007).
En su prolífica carrera, la destacada letrada también fue docente de la cátedra de Criminología y directora del Instituto de Criminología de la Universidad del Zulia de su país y en 1994 fue nombrada gobernadora del estado Zulia, convirtiéndose en la primera mujer venezolana en ser electa para ese cargo. Tras recibir la máxima distinción de la Casa de Trejo, quien fuera además delegada ante la Unesco dialogó con Comercio y Justicia sobre la inseguridad y la criminalidad en Latinoamérica.

“Hay que deconstruir el miedo de la colectividad y explicarle cómo es que éste se construye porque hay inseguridad, pero no es cierto que haya tanta como la gente cree. Hay que hacer más políticas de prevención y menos de seguridad puesto que la prevención es lo único que realmente funciona y eso no se puede hacer a nivel de un país desde sus ministerios, tiene que hacerse desde esferas cada vez más reducidas como los municipios. Éstos son los únicos organismos que pueden realmente llevar a cabo políticas para devolverle seguridad y tranquilidad a los ciudadanos”, afirmó la especialista.
“El problema del miedo -agregó- es también un problema de calidad de vida que hay que atacar. Hay que explicar qué es lo que sucede, cómo es que se puede sobrevivir en una sociedad que es cada vez más violenta, explicando qué hay que hacer de manera no necesariamente penal, sino a través de la creación de la solidaridad, de ciudadanía, de respeto al Estado de Derecho y de resolución pacífica de los conflictos”.

Asimismo, la distinguida penalista apuntó a las políticas públicas de nivel nacional y a los legisladores que suelen aplicar medidas penales cada vez más graves para solucionar problemas de gobernabilidad. “Es una de las formas más fáciles de decir que están haciendo algo con relación a la delincuencia, pero hay otras cosas que se pueden hacer y que tienen que ver con la prevención”, recalcó.
Asimismo, Aniyar de Castro apuntó al Poder Judicial y dijo que éste “también tiene sus propios procedimientos argumentativos que tienden a caer en el mundo de los estereotipos; entonces también esas cosas hay que quebrarlas desde el punto de vista estructural y yo creo que la universidad es un buen instrumento para ello”.

– ¿Qué opina sobre el argumento basado en que la “tolerancia 0” baja los índices de inseguridad?
– Eso no es cierto. Lo que baja es el índice de calidad de vida, porque no se puede vivir toda la vida bajo la amenaza de la ley penal para cosas totalmente insignificantes como, por ejemplo, si echaste agua en la calle… Todas esas cosas se pueden resolver por medios pacíficos, civilizados, de conciencia ciudadana. Tenemos que trabajar por el progre

Artículos destacados