De a poco, las empresas cordobesas comienzan a adoptar el e-learning

El aprendizaje mediado por tecnología, el denominado “e-learning”, está ingresando de a poco en el empresariado local. La capacitación corporativa a través de aulas virtuales, tutores on line, contenidos didácticos multimediales con intercambios por chat, foros y mensajerías, empieza a ser considerada como una opción a la hora de formar a los empleados.
En Córdoba, esta modalidad es considerada “incipiente” y, a pesar de las virtudes que se le ponderan, aún se percibe cierto “escepticismo” por parte del empresariado local.
Así lo consideró Carlos Bruno, director del equipo interdisciplinario de Intercontact, que ya desarrolló programas e-learning para Aguas Cordobesas, Grupo Roggio, Apex Sykes, SOS Urgencia Mecánica, Instituto Mariano Moreno, Action Line y Asociación Gremial de Empleados de Comercio (AGEC).

Además de acortar la brecha geográfica gracias a internet, la virtualidad permite acceder al conocimiento tanto en un formato sincrónico, es decir, en tiempo real y con un tutor, como autoadministrado según tiempos del alumno (asincrónico).
Dependiendo de la estructura organizacional, hay firmas que destinan la primera o última parte de la jornada laboral para el e-learning. Algunas disponen un espacio y computadoras específicas para tal fin y otras lo implementan directamente desde las PC de cada puesto laboral.
“El e-learning se convierte en una herramienta estratégica en cuanto a la optimización de la gestión de los recursos humanos en virtud de su gran potencial. Permite brindar capacitación a un número ilimitado de personas y su alto contenido didáctico lo convierte en un factor motivacional en la experiencia de aprendizaje”, explicó Bruno.

Uno de los elementos más requeridos por las compañías para formar su plantel es el de los simuladores de casos o situaciones, lo que requiere de la creatividad de especialistas en multimedia, tecnología, pedagogía y guionistas que trabajan junto a la empresa para lograr un diseño a medida. “La simulación de entornos reales, la interacción en foros, encuestas y mensajes con otros alumnos, agilizan la implementación de lo aprendido”, agregó.
Entre los ejemplos, Bruno citó el caso de AGEC, para el que diseñaron un módulo autoadministrado destinado a desarrollar la inteligencia emocional de los operadores de atención al cliente, y el caso de Aguas Cordobesas, para el que armaron una capacitación sobre Régimen Tarifario y donde los tutores on line fueron los supervisores de la empresa.

TENDENCIAS
“Se vienen la formación virtual para vendedores, el coach virtual, manuales operativos interactivos, el móvil learning e instrucción deportiva por internet”, adelantó Bruno.

Artículos destacados