Construcción, Salud y call centers, los de peores condiciones laborales

Entre los sectores líderes en riesgos laborales hay dos que se destacan: uno porque encabeza la estadística de muertes en accidentes, tal es el caso de la Construcción; y otro, el de la Salud, fundamentalmente por fallas o falta de seguridad y por la violencia externa que están experimentando los profesionales y trabajadores del medio sanitario de parte de pacientes y familiares, un fenómeno fuerte que empieza a destaparse.
En medio de este panorama, la Escuela de Salud Pública de la Universidad Nacional de Córdoba lanza la Diplomatura en Salud Laboral, una oferta de capacitación inexistente que cubre un vacío entre la tradicional carrera de Medicina del Trabajo, destinada sólo a médicos, y el posgrado en Higiene Industrial, enfocado a ingenieros.

“La diplomatura es un curso de posgrado semipresencial con un enfoque multidisciplinario. Está dirigido a médicos, enfermeros, fisioterapeutas, psicólogos, terapeutas ocupacionales, como así también a gente que viene de la administración, abogados, psicólogos, trabajadores sociales e ingenieros. Los ejes son: la promoción de espacios saludables de trabajo y la evaluación de los riesgos en el ámbito laboral”, afirmó Gabriel Acevedo, director del curso y profesor de la cátedra de Salud Pública la Facultad de Ciencias Médicas.

La propuesta conlleva la cooperación de la Universidad de Compostela, que cuenta con una vasta experiencia en el tema ya que en España todas las empresas tienen la obligación -por ley- de contar con servicios de prevención de riesgos laborales, realizar evaluaciones sistemáticas de las situaciones de riesgo y tomar medidas al respecto a través de comités tripartitos (directivos, trabajadores y técnicos).
“En nuestro país el sector industrial es el más desarrollado; el de Servicios tiene muy poco desarrollo y prácticamente no hay nada en el Sector Salud, principalmente en lo vinculado a cuestiones de seguridad (instalaciones eléctricas, ventilación, iluminación), condiciones ergonómicas y de contaminación biológica (heridas cortopunzantes, riesgos de contagio)”, advirtió Acevedo.

“Actualmente el sector salud tiene gran cantidad de días perdidos por enfermedades crónicas vinculadas al trabajo, fundamentalmente del campo de la salud mental, mucho ausentismo por “burn out” y muchas carpeta psiquiátricas. Respecto a medidas de seguridad, por ejemplo, es muy bajo el nivel de cobertura de inmunización contra hepatitis B, con la vacuna que debería aplicarse en forma sistemática a todo el personal, al igual que los sistemas de protección contra heridas, pinchazos que son muy lábiles en general y no se cuenta con dispositivos para sistematizar el manejo de residuos biológicos (fluidos, sangre)”, enumeró.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

El desafío de los docentes locales y de la universidad española, es colocar el tema en la agenda de los que deciden y controlan en materia salud en el ámbito del trabajo (ministerios de Salud y Trabajo, Superintendencia de Riesgos del Trabajo) y formar, a partir del próximo viernes, recursos humanos en el tema. Inscripción: Escuela de Salud Pública de la UNC, tel. 4334042 , [email protected]

Artículos destacados