Nación lanzó plan subsidiado de viviendas para clase media

La presidenta Cristina Fernández anunció la puesta en marcha de un plan de viviendas destinadas a la clase media con subsidio estatal.
El programa Federal de Financiamiento Habitacional “Casa Propia” lanzado ayer, incluirá fondeo del Banco Nación por hasta 210 mil pesos por hasta 30 años y con una tasa inicial del 14,8% anual.
La iniciativa que se desarrollará en conjunto con la CGT, la CTA, las Provincias, el Ministerio de Planificación y el Banco Nación, apuntará a “atender las necesidades habitacionales de trabajadores formales sin vivienda propia y aumentar la oferta de viviendas creando nuevas fuentes de empleos”.
Del acto tomaron parte diferentes gobernadores, entre ellos Juan Schiaretti.

Serán beneficiarios del programa, los trabajadores formalizados, donde el grupo familiar tenga ingresos de entre 3.500 pesos y 7.800 pesos mensuales, que constituyan un grupo familiar y no tengan vivienda propia.
En ese sentido, la titular del Banco Nación, Mercedes Marcó del Pont, dijo que se financiarán “casas de clase media, de no menos de 70 metros cuadrados y un valor máximo de $210 mil, que deberán estar construidas en diez meses”.
“Los sindicatos deberán aportar el terreno, cuyo valor no se cargará al costo del crédito”, dijo, para agregar que las provincias “tienen tierras fiscales que pueden donar a los sindicatos, y éstos las transferirían a sus afiliados”.

Los gremios, explicó la titular del BNA, “llevarán sus proyectos a los Institutos Provinciales de la Vivienda, que después de calificarlos los elevarán a la Subsecretaría de Vivienda de la Nación”.
Luego agregó, “la Provincia adjudicará la obra a una empresa constructora” y en el período de construcción los trabajadores hacen un ahorro de 10% del costo de la vivienda.
“Las provincias subsidiarán otro 10% y el BNA financiará el 80% restante a 20 años de plazo y una tasa inicial de 14,8%, que hoy es la más baja del mercado para créditos hipotecarios”, añadió.
Marcó del Pont destacó que como muchos trabajadores no llegarán a la cuota requerida, por estar en el límite de los 3.500 pesos de ingreso mínimo, “las Provincias los subsidiarán a través de un fondo por el recupero de los planes de vivienda social vigentes”.

La funcionaria aclaró que la cuota nunca superará el 30% del ingreso familiar del trabajador, pero como los ingresos aumentan, la cuota también se elevará y el subsidio se irá reduciendo.
“Si aún así el subsidio no llega a alcanzar, el Estado complementará el subsidio provincial”, dijo.

Artículos destacados