domingo 21, julio 2024
El tiempo - Tutiempo.net
domingo 21, julio 2024

La necesidad de jerarquizar la salud bucal

ESCUCHAR
Por Luis Carranza Torres (*) y Carlos Krauth (**)

En tiempos en los que el alcance de lo público está siendo revisado, nos preguntamos qué pasa con el tema de la salud bucal. Una cuestión, por lo general, fuera de agenda de las políticas públicas u ocupando un papel de segundo orden, cuando en realidad tiene una relevancia fundamental para la salud integral de las personas. 

Basta ver los lineamientos de las políticas de salud pública para darnos cuenta que lo atinente al campo de la medicina goza de mayor atención que lo odontológico. Tal vez esto se deba a que tradicionalmente, la odontología y la medicina transitaron por campos paralelos: los dentistas se ocupan del cuidado de la boca, mientras que los médicos del resto del cuerpo. 

Actualmente esta visión está cambiando, ya que, sin desconocer que la salud bucal tiene su importancia por sí misma, nuevas corrientes en el tema sanitario coinciden en que su cuidado incide también en la salud de la integralidad del cuerpo humano. Precisamente, en un trabajo recientemente publicado en la revista de divulgación científica Knowable Magazine, se afirma que no son pocas las conexiones que hay entre las dolencias bucales y las sistémicas. Cita, por ejemplo, que las caries, la pérdida de dientes y la enfermedad periodontal, se asocian a otros padecimientos como por ejemplo las enfermedades cardiacas; lo mismo ocurre con la diabetes, endocarditis, enfermedad renal crónica, neumonía recurrente, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, gastritis, artritis reumatoide, cáncer y deterioro cognitivo todas enfermedades vinculadas con la sanidad dental. 

La importancia de no descuidar esta relación es tal que hasta se ha llegado a afirmar que «(…) el factor de riesgo oculto número 1 para la principal causa de muerte en nuestro país es la salud bucal», según Ellie Campbell, médica de familia en Cumming, Georgia, y miembro de la junta directiva de la Academia Estadounidense de Salud Sistémica Bucal.

Como consecuencia de ello, en los últimos años odontólogos y médicos están comenzando a trabajar de manera conjunta, algo que se plantea como una necesidad, tal como lo expusiera el fundador y director de Pacific Dental Services, Stephen E. Thorne IV, una de las mayores organizaciones del ramo en Estados Unidos, al manifestar: «Estamos en un punto crucial (yo lo llamo la era de la convergencia) en el que la odontología no estará separada de la salud general por mucho más tiempo», agregando que «la odontología se incorporará al equipo de atención médica de atención primaria».

La relevancia de atender ambos campos sanitarios es una realidad científicamente comprobada. No obstante, satisfacerla, presenta en el presente serias dificultades. En primer lugar, debido a la manera en que están diseñados los sistemas de salud, en los que -como hemos dicho con relación al caso específico de nuestro país- a lo odontológico no se le da la atención que merece. 

Se señala que como una de las causas que originan esta falencia, la forma fraccionada que se contemplan los tratamientos odontológicos en las coberturas de salud. Es notorio cómo el campo de su cobertura es infinitamente menor a las demás enfermedades “médicas”. Ello implica que quienes tienen la suerte de contar con una obra social o una prepaga, se encuentran con que la mayoría de los tratamientos odontológicos no tienen cobertura o la tienen de manera escasa. 

Por otro lado, existen centros de atención odontológica públicos masivos, que atiendan problemas bucales y si los hay se encuentran imposibilitados de hacer los tratamientos necesarios. Sólo están para las urgencias y un poco más. La consecuencia de todo lo dicho es que los pacientes, eluden atenderse debidamente la boca, poniendo en riesgo, como hemos visto, su salud integral.

Ya no se puede discutir la relevancia que tiene para la sanidad general la atención debida a los problemas odontológicos. La misma OMS, en 2021, ha manifestado que las enfermedades bucales son un problema de salud pública mundial que afecta a casi 3.500 millones de personas, por lo que recomendó que la odontología se centrara más en la prevención y se integrará más con los servicios de atención primaria.

Estamos convencidos que las políticas de salud pública en la Argentina, están en deuda con la sociedad, más aún en el caso de la salud bucal. Ésta, como hemos visto, no sólo tiene un valor indiscutible en sí misma sino también por su vinculación con la integralidad de la salud del cuerpo humano. 

Esperemos que de una buena vez se tome el tema en serio, y así poder tener una sociedad integrada por personas sanas. Como debe ser.

(*) Abogado. Doctor en ciencias jurídicas

(**) Abogado. Doctor en derecho y ciencias sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?