Cristina puso en marcha el canje a holdouts, con quitas mayores a 2005

En un clima de conmoción por el rechazo al salvataje de US$ 700.000 millones propuesto por George W. Bush para hacer frente a la crisis financiera, el Gobierno firmó el acta acuerdo para “poner en marcha el proceso de propuestas” con los tres bancos que elaboraron la oferta para la reapertura del canje con los bonistas que quedaron fuera de la renegociación de 2005 (holdouts ).
Así lo informó en conferencia de prensa el jefe de Gabinete, Sergio Massa. “Para nosotros la propuesta es interesante, sobre todo por el contexto internacional que se vive. Esto significa que entidades de primer nivel ponen su radar sobre la Argentina; claramente el país aparece con mayores niveles de seguridad”, dijo.
El jefe de Gabinete aseguró que las propuestas son la “ratificación de un camino que comenzó en el 2005, que siguió con el pago al FMI, continuó con el anuncio de la cancelación de la deuda con el Club de París y que hoy da un paso más en la política de desendeudameinto”.

Y añadió: “Ambas propuestas destacan lo que son fundamentos de la economía argentina, como los superávits gemelos y el criterio de responsabilidad fiscal”.
Cristina Kirchner se reunió hoy con representantes de los bancos que presentaron la nueva oferta, Barclay´s, Citigroup y Deutsche Bank, que propusieron implementar el pago a los bonistas que quedaron fuera del canje en 2005 de deuda argentina.
Se calcula que de aprobarse la oferta, devendrá una quita nominal del 66%, la obligación de que los inversores privados aporten fondos para aliviar los vencimientos de la deuda los próximos tres años y un solo bono (Discount 2033) a cambio de los títulos viejos. Esos serían los principales ingredientes del menú del nuevo canje de la deuda que intentará concretar el Gobierno antes de fin de año. Para el Estado, la emisión del nuevo bono representará una erogación de unos 6.600 millones de dólares.

Otro contexto

Tras el encuentro, Massa también destacó que el contexto internacional al día de hoy cambió. “Desde el Gobierno seguimos con atención lo que sucede internacionalmente, pero las propuestas destacan los valores de los superávit gemelos, del ratio del PBI, entre otras cuestiones”.
Sin entrar en detalles sobre las ofertas, el jefe de ministros deslizó que “la propuesta es mejor que en el 2005, lo que significa una quita mayor que en ese año”. Además, resaltó que no existe la obligación del pago de comisiones.
Entre las razones que utilizó para fundamentar las bondades, Massa destacó cuatro: se regulariza la situación en términos de deuda; se ratifica el camino que eligió el país en el 2005; esto incluye la voluntad de quienes hacen la oferta, de nuevos financiamientos para la Argentina, y frente a un contexto internacional dar semejante nivel de anuncio es un orgullo para el país.

Artículos destacados