Home  >   Negocios   >   Argentina se consolida como primer productor mundial de biodiésel

Argentina se consolida como primer productor mundial de biodiésel

La producción del país se duplicará este año. En Córdoba hay proyectos para construir diez nuevas plantas en 2011

La producción nacional de biodiésel durante 2010 aumentará casi 100% , al pasar -de los 1,1 millón elaborados el año pasado- a 2 millones de toneladas, según datos de la Asociación Argentina de Biocombustibles.

La expansión del biodiésel argentino, cuya producción se inició en 2007, colocó -en el año pasado- el país como primer exportador mundial del producto.

Las exportaciones rozarán en 2010 1,5 millones de toneladas, 36 por ciento más que el año pasado, lo cual proporcionará al país ingresos por aproximadamente unos 1.300 millones de dólares.

Los despachos se realizan desde la ciudad de Rosario, razón por la cual  80 por ciento de la producción se realiza desde plantas instaladas al borde del río Paraná. Allí existen inclusive plantas de empresas de Córdoba, como la de Aceitera General Deheza.

El negocio del biocombustible está asegurado, por la demanda externa y la nueva legislación nacional que exige una mezcla obligatoria de 7% en el gasoil. Este porcentaje lo aplican países europeos, como Alemania. La normativa facilitará que el consumo interno pase de las 500.000 toneladas que se calcula para este año a 1,1 millones de toneladas el año próximo.

“La Argentina es el productor y exportador de biodiésel por excelencia. Tiene las mejores condiciones para serlo, tales como tener mucha disponibilidad de materia prima, ser un productor muy eficiente de oleaginosas y tener una enorme capacidad de procesamiento de aceites vegetales”, destacó Gabriel Obrador, vicepresidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), en la conferencia “Negocios Bioenergéticos en Argentina y los Países Nórdicos”, realizada recientemente en la sede de la Universidad Católica Argentina (UCA).

Obrador señaló también el papel que puede tener el país en la producción de biocombustibles de segunda generación a partir de cultivos no alimentarios, como el cártamo, la jatropha o la camelina.

Para el consultor en biocombustibles Héctor Huergo, luego de los gigantescos derrames de petróleo en el mar producidos en el Golfo de México y el puerto de Dalián, en China, se van a endurecer las regulaciones para la explotación de petróleo en cuencas marinas que harán subir los precios del crudo, aseguró.

En cuanto al futuro próximo, Molina dijo que se espera que en 2011 la Argentina aumente el corte obligatorio con biodiésel a 10%, lo que generará una mayor demanda en el mercado interno.

En Córdoba
El biodiésel elaborado con la de soja moverá este año $ 468 millones en Córdoba. El informe de la Cámara de Biocombustibles de Córdoba (Cabiocor) señala que en menos de dos años se inaugurarán otras 10 plantas, que se sumarán a las nueve existentes.

Córdoba es la primera provincia en producción de soja, pero el biodiésel a base de la oleaginosa que se produce sólo llega a nueve por ciento del total nacional. Esto se debe al perfil de las empresas, medianas o chicas, que producen para el país, en lugar de la exportación de las refinerías en la provincia de Santa Fe. Se estima que con las nuevas inversiones se duplicará la producción local, según datos aportados por la Cabiocor y consultoras privadas.

Actualmente las nueve plantas industriales producen 520 toneladas diarias.

“Casi la totalidad de estos nuevos proyectos se ejecutará por medio de los Certificados de Garantías emitidos por la SGR Garantizar”, resaltan en Cabiocor. Estas plantas tienen en común que pertenecen a personas relacionadas con actividad de producción primaria de soja y en promedio conllevan una inversión cercana a los $3,7 millones cada una. Según el “Plan Estratégico 2007-2011”, de producción de Biodiésel y Agroalimentos de Cabiocor, la industria genera 570 empleos directo y 2.280 indirectos.