“Córdoba está condenada al éxito, las elecciones 2011 tienen que salir bien”

Daniel Zobatto, titular del Consejo para la Planificación Estratégica de Córdoba

Las últimas elecciones a gobernador en Córdoba estuvieron teñidas de denuncias de fraude y acusaciones cruzadas que derivaron en presentaciones judiciales de diferente índole. La polémica terminó con la conformación de una comisión de expertos   y la posterior sanción de una  nueva ley electoral. Daniel Zobatto fue el presidente de la Comisión para la Reforma Política y uno de los hacedores de los cambios que se implementarán en los comicios del año próximo. Sobre el tema, Comercio y Justicia dialogó con el especialista.

-¿Qué análisis hace de los pasos que se están dando previo a los comicios del año próximo?
-Indudablemente este proceso electoral tiene especial importancia debido a que Córdoba vivió en 2007 una crisis política derivada de una elección cuestionada. En ese marco, creo que ahora Córdoba está condenada al éxito, las elecciones de 2011 tienen que salir bien. La Justicia electoral está haciendo un gran esfuerzo, está trabajando en forma muy proactiva, además veo al Tribunal muy comprometido con su plan estratégico, avanzando de manera muy decidida con su plan de capacitación. No hay que olvidarse que estas elecciones, además de darse en un contexto muy complejo, se van a realizar  con una nueva ley electoral provincial, que introdujo cambios muy importantes.

-Usted fue uno de los impulsores de estos cambios. ¿Se sintió decepcionado cuando se sancionó la nueva ley electoral?
-No, yo llevo 27 años participando en procesos de reforma electoral en casi todos los países de América Latina. Los procesos de este tipo, como todo proceso de reforma política, son complejos. Hay quienes creen que uno escribe un dictamen y ese dictamen pasa por un parlamento y va a ser aprobado en 100 por ciento.  Nosotros estamos muy satisfechos con el trabajo que hicimos en la Comisión. Creo que se han introducido cambios muy importantes, como son los relativos al voto electrónico en forma gradual, los cambios en la integración de los miembros de mesa, la introducción de la boleta única -que ha convertido a Córdoba en la única provincia en tener este sistema-, etc. Por todas esas razones no me siento frustrado, la reforma ha sido lo suficientemente importante como para ir por la dirección correcta, aunque, claro, me hubiera gustado que se reformara más.

-¿Cuáles son los puntos que hubiese esperado que se cambiaran y quedaron pendientes?

-Son varios, aquellos que pretendían garantizar las mejores condiciones de equidad de la competencia electoral, aquellos que tenían que ver con el financiamiento de los partidos políticos, etc. No obstante,  entiendo que los de reformas electorales son procesos que van por aproximaciones sucesivas, es muy difícil lograr reformas en las que todo lo que a uno le gustaría se haga de una sola vez. Lo importante es que se haga de manera gradual y los cambios que se vayan introduciendo se hagan en la dirección correcta. Creo en los procesos de mejora continua.

Después de cada elección -y ésta es una propuesta que yo estoy haciendo en este momento- debe constituirse una comisión integrada por miembros de la Justicia, de los partidos políticos, de las universidades, para revisar qué no funcionó, qué hay que mejorar y hacer recomendaciones con la suficiente antelación para que esas sugerencias se transformen en reformas que mejoren  el proceso electoral de cara a las próximas elecciones.

Artículos destacados