Viñedos locales crecen al ritmo del turismo y esperan un buen 2014

Más superficie. En Calamuchita, la superficie sembrada crecerá 12% este año.

La producción cordobesa es favorecida por el consumo de los visitantes del resto del país y del extranjero. Devaluación, inflación y aumento de los insumos no frenan estimaciones de crecimiento.

La producción vitivinícola cordobesa tiene buenas perspectivas para 2014, aun en el escenario de devaluación, inflación y aumento de los costos de insumos que afectan a otros sectores de la economía. Sólo en el Valle de Calamuchita la superficie de siembra se ampliará hasta 12%, según estimaciones del Foro de los Ríos, entidad de fomento productivo de ese valle cordobés.

“Yo creo que en el caso de Córdoba,, que es una provincia donde la actividad es incipiente en comparación con otras y predominan las producciones caseras (hasta 4.000 litros) y artesanales (hasta 11.000 litros), la actividad va a continuar en crecimiento”, dijo a Comercio y Justicia Sergio Favot, presidente de la entidad de fomento productivo del Valle de Calamuchita Foro de los Ríos.

“En Calamuchita, donde la actividad está en desarrollo con unas 50 a 70 hectáreas, estimamos que va a haber este año un crecimiento de la superficie cultivada de aproximadamente 12%”,, aseguró Favot en conversación con este medio.

“Además están las producciones de Colonia Caroya, donde la actividad es más estable, y de Ischilín y el valle de Traslasierra”, explicó la fuente consultada. “También están por construir una bodega en Potrero de Garay, con última tecnología”, agregó. “Se trata de un producto diferencial pensado, en general, para el turismo. Eso hace que la producción de los viñedos no compita en góndola y pueda tener un precio diferencial también”, explicó Favot.

“En cuanto a la devaluación, eso favorece a los exportadores, como Las Cañitas, porque da más competitividad a los precios; pero también a los que venden localmente porque están ingresando más turistas extranjeros”, aseguró el titular del Foro de los Ríos.

Insumos e inflación
“En cuanto a los precios de insumos la verdad es que se han registrado alzas entre los que son importados. En este caso el impacto es para quienes están instalando o ampliando la bodega”, explicó Favot. “En cuestión de precios, el aumento no ha sido mucho y el impacto principal sobre el precio final de las botellas fue determinado por el incremento en el precio del vidrio o del cartón, que tiene referencia internacional”, señaló.

“En total, en los últimos seis meses, el incremento debe ser de 20% -unos diez pesos más-”, explicó.

“Igualmente, esto no impacta necesariamente en las ventas porque el producto está destinado al turismo y tiene un valor como artículo regional o artesanal”, aseguró Favot.

Venta al público
En la actualidad, un vino casero o artesanal de producción cordobesa tienen un valor de alrededor de 60 ó 70 pesos la botella, aunque algunos productos que están destinados a la exportación puede alcanzar 250 pesos.

Perspectivas nacionales
La producción del país retrocederá 27% interanual

Aunque las perspectivas locales para vinos caseros y artesanales son buenas, en el país los kilogramos totales cosechados en el primer trimestre de este año fueron 23,4% menores que los cosechados en igual período de 2013.

En tanto, según las estimaciones que se difunden en el informe sectorial de Economía y Regiones, se espera que la producción del año 2014 presente una caída de 27% respecto a la campaña anterior, siendo las provincias de San Juan (-30%) y Mendoza (-27%) las más afectadas .

“Esto se fundamenta en las heladas tardías, vientos cálidos en época de floración, altas temperaturas, daños por granizo y déficit hídrico en algunas zonas, y precipitaciones muy por encima de la media en otras”, dice el estudio.

Artículos destacados