Sanatorio El Diquecito apuesta al turismo de salud

Sanatorio El Diquecito se prepara con inversiones en infraestructura, proyectos de investigación y un foco importante en el mercado extranjero para enfrentar un año, que según los empresarios del sector, se visualiza como difícil. “Está comprobado que entre lo primero que posterga la gente en momentos de crisis, es la salud”, expresó a Comercio y Justicia, Andrés Hussey, presidente del complejo ubicado en la localidad de La Calera, en el marco de los festejos por su 63º aniversario.
El instituto, abocado a la atención médica especializada en obesidad, trastornos alimentarios, estrés, dependencias y terapias para corregir hábitos de vida, desembolsó alrededor de $ 95 mil en reformas y decoración del edificio, como el revestimiento perimetral de la piscina climatizada y la instalación de aire acondicionados en todas las habitaciones.

“Apostamos a un 2009 mucho mejor, a pesar que el año pasado fue muy malo, principalmente durante los primeros seis meses, afectados más por el conflicto del campo que por la crisis internacional”, destacó Hussey, quien afirmó que estos vaivenes “repercutieron con una baja de hasta un 30% en el promedio de nuestra ocupación en relación con 2007”.
“Como alternativa dentro de este marco de incertidumbre, tenemos previsto ofrecer nuestros servicios en el exterior, donde estamos bien posicionados, y es una buena oportunidad teniendo en cuenta, por ejemplo, que en Estados Unidos un 50% de la comunidad latina no tiene cobertura de salud”, comentó el directivo.
Para alcanzar este proyecto, el sanatorio está trabajando junto a la Agencia Pro Córdoba del Gobierno provincial que tiene como meta transformar a la región como polo del turismo de salud.

En la actualidad los huéspedes extranjeros que eligen el complejo oscilan entre el 5% y el 15%, ya que la mayoría de su público, conformado por empresarios y políticos, proviene de la provincia de Buenos Aires y la Pampa Húmeda e incluso de ciudades de la Patagonia. “Nuestra intensión es captar pacientes de Estados Unidos y Europa, principalmente de España, utilizando el vínculo con el Pro Córdoba para abrir camino en misiones comerciales, preparar agendas, establecer contactos y, por nuestra parte, elaborar folletería, actualizar la página web, preparar al personal, etc.”, agregó Hussey.
La institución se está abriendo camino en el mundo con la colaboración de una agencia especializada en turismo de salud que integra sus servicios a una oferta que incluye, entre otros, tratamientos de oftalmología, cirugía estética y odontología.

Investigación

BNA covid hay que cuidarse

Por otro lado, y de cara al 2009, el sanatorio -uno de los pocos en el país que cuenta con médicos residentes en nutrición- pondrá énfasis en la investigación, especialmente en la generación de tratamientos y mecanismos nuevos de nutrición.
El Diquecito tiene una capacidad para sesenta camas, distribuidas en 45 habitaciones; alrededor de 85 personas trabajando y, hasta el año 2007, contaba con una ocupación promedio de hasta un 70% anual.
Con respecto a los precios de los programas, Hussey asegura que sufrieron un incremento del 20%, afectados por el aumento de los sueldos de recursos humanos, que representan el 60% de sus costos.

Artículos destacados