Helados: caen las ventas pero se mantienen planes de crecimiento

Cuatro de las fábricas mejor posicionadas de Córdoba admiten que vendieron entre 5% y 25% menos que en la temporada anterior. Mientras algunas piensan en nuevos puntos de venta, otras apuestan al consumidor selecto y esperan señales de mejoría para crecer

Por Laura Pantoja – lpantoja@comercioyjusticia.info

Una industria que se prepara y espera con ansiedad el verano y la mayor época de afluencia turística es la del helado. Sin embargo, frente a un clima desfavorable y a una crisis que obliga a ajustar el consumo, los jugadores reconocen bajas en las ventas de hasta 25% con relación a la temporada anterior.
Algunos esperan “recuperarse” en lo que resta de la temporada 2018-2019 y “ al menos” vender el mismo volumen que el ciclo pasado, mientras que otros- menos optimistas- admiten que en los “tres meses de temporada que quedan” no podrán equilibrar las bajas ocurridas durante “cinco meses”.
No obstante, dos de los principales players del mercado cordobés no detienen sus inversiones y proyectos de crecimiento para el próximo ejercicio, mientras que otros aguardan nuevas señales de la economía para analizar expansión.
“Las bajas se deben a dos factores importantes: por un lado, al clima -se dice que es el peor verano en 20 años- con temperaturas bajas hasta la fecha en pleno enero, y -por otro lado- a la crisis del consumo que ha llevado a que las ventas en nuestras franquicias hayan disminuido hasta 20% en relación al año pasado, y que nuestra planta haya producido 10% menos, indicó a Comercio y Justicia Martín Oddo, uno de los responsables de la empresa familiar Glup’s, con 70 locales distribuidas entre Córdoba, Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Catamarca, Mendoza, San Luis y San Juan.

Por su parte, Grido, en manos de la firma Helacor, reconoce también que la temporada viene atrasada, motivo por el cual las ventas en sus más de 1.650 franquicias también han caído en torno a cinco por ciento.
“No hemos podido cumplir con nuestro objetivo propuesto de crecimiento debido al factor clima, pero esperamos terminar la temporada igualando el nivel del ventas del año anterior”, indicó a este diario el director de Marketing y Comunicación de la cadena, Ricardo Cortés.
En el mismo sentido se expresó unos de los dueños de Heladerías Chuii -de formato semiartesanal- con nueve franquicias en la actualidad, Marcelo Zidarich, quien graficó que en el marco de una “extrema crisis en el país, la industria del helado no escapa” a esa realidad. Así es que a lo largo de su red las bajas en las ventas oscilan entre 20% y 25%, situación que -según el directivo- no se podrá revertir en los próximos meses de verano que restan.
Al respecto, el dueño de la heladería artesanal delBent, Martín Oña, indicó que -si bien las ventas cayeron respecto a la temporada anterior- no está alarmado, por el contrario, confío en la posibilidad de continuar creando mercado para consumidores “conscientes”

La elaboración previa
Sin embargo, lejos de la coyuntura actual, tanto para Grido como para Glup’s es una constante anual crear nuevos desarrollos y proyectar inversiones para fortalecer el negocio.
Glup’s concretó siete nuevas aperturas antes del inicio de la temporada 2018-2019, con lo que en la actualidad totaliza 70 franquicias.

En ese orden, durante el año 2017, compró una nueva tecnología -túnel de extrusión- con el objetivo de triplicar algunos de sus artículos como postres, helado con palitos y conobolas.
En cuanto a Grido, el plan permanente por año es abrir cien locales, hecho que cumplió en el año 2018, cuando la mitad de sus nuevas aperturas tuvieron como principal destino la provincia de Buenos Aires, el exterior y algunas otras regiones de Argentina donde faltaba completar cobertura.
Respecto a Córdoba, su plaza de origen, el directivo aclaró que “el crecimiento no pasa por nuevas aperturas sino por remodelación y mejoramiento y/o cambio de la gestión de las actuales franquicias”, hecho que continuará también a corto plazo
Por su parte, Chuii entre 2017 y 2018 aumentó su cantidad de locales, tenía seis en 2017 y ahora cuenta con nueve franquicias, según recordó Zidarich.
Del mismo modo, delBent, típica heladería con “sabores de origen italiano”, muy reconocida en Villa Allende, abrió su segundo local en octubre del año pasado, en Paseo del Jockey, zona del sur de la ciudad que se ha consolidado como el nuevo polo gastronómico de Córdoba.

Resignar rentabilidad
“Ajustar la rentabilidad del negocio y mantener el precio lo más bajo posible”

En este contexto, ajustar los costos y mantener accesibles los precios al público es el gran desafío. De este modo lo señala Marcelo Zidarich, uno de los directivos de Chuii. “Resignar rentabilidad, ajustar costos y mantener el precio al público ‘lo más bajo posible’ es la fórmula que nos ha permitido sostener la estructura”, apuntó.

“Somos una de las heladerías más nuevas, con estructura aún chica y nos hemos podido acomodar a los cambios. Trabajamos todos, incluidos los dueños; no hemos tenido que despedir personal ni cerrar ningún local. Si bien la rentabilidad es baja, no estamos endeudados”, contó el empresario acerca de cómo dan pelea a la caída del consumo.
El año pasado el kilogramo de helado en la cadena Chuii costaba $260 y éste lo vende a $320, lo que demuestra una real absorción de los costos por inflación, que según los últimos registros rondó 48% anual. A esto se le suman los costos de producción, entre los que se destaca el de energía, que también ha sufrido importante incrementos, según recordó el directivo. Con todo, “El kilo de helado debería rondar $400 y lo vendemos a $320”, apuntó el dueño de Chuii.

En la misma línea, para Oña de delBent, ajustar costos es también parte de su estrategia. Si bien el kilo de helado artesanal en sus bocas de expendio se encuentra a $450, es el resultado de un análisis de costos que también los ha llevado a tomar la decisión de absorver parte de algunos incrementos de insumos, como por ejemplo de la leche, que ya lleva cuatro subas consecutivas, según graficó Oña.
“Buscamos que el helado sea cada vez mejor, que junto a un costo acorde y no excesivo, son parte de nuestra política”, sostuvo el fundador de delBent.

Más franquicias y una millonaria inversión en sala de máquinas

Glup’s abrirá 15 nuevas locales en Córdoba, el norte y Cuyo. Grido proyecta 150 puntos de ventas, ubicados principalmente en provincia de Buenos Aires y exterior del país

Pese a la coyuntura, los negocios no se detienen y actualizan su estructura para seguir creciendo . Estar preparados para cuando el mercado repunte es el secreto que aplican desde la experiencia.
Glup’s mantiene un ritmo de crecimiento de una franquicia por mes, hecho que replicará este año con al menos 15 nuevos locales. “Con todo, la empresa con más de 20 años en el mercado, proyecta llegar a 300 bocas en los próximos diez años, distribuidas en Córdoba, el norte y Cuyo”, aclaró el dueño, Martín Oddo, directivo de Glup’s.
Para apalancar ese crecimiento, la inversión en maquinaria ya está hecha, en la actualidad el túnel de extrusión funciona a 50%, mientras que se espera que la próxima temporada su ocupación sea de 80%, según indicó.
Del mismo modo, la cadena Grido promete abrir entre cien y 150 nuevas locales este año, destinadas también a cubrir la provincia de Buenos Aires, y los mercados externos de Chile, Paraguay y Uruguay.

El gran desembolso previsto para este año es la construcción de una nueva sala de máquinas, preparada para abastecer el doble de la energía de la planta actual de producción.
Se trata de una inversión de US$15 millones en una sala de de 750 m2, donde se edificará 2.300 m2 para albergar tableros eléctricos y electrónicos, espacios técnicos, oficinas y sala de control. “El espacio duplicará el abastecimiento de energía para refrigeración de los equipos de fábrica (cámara, túneles de congelamiento principalmente) y permitirá incrementar 60% la potencia con 20% menos de consumo de energía”, adelantó el directivo de Marketing.
En cuanto a líneas de producción, la empresa este año no hará nuevas inversiones, se ocupará de hacer rendir al máximo cada montaje actual. En la actualidad la firma produce 75 millones de kilos de helados por año, según apuntó.

DelBent, por su parte, mantendrá sus dos locales -la original instalada en Villa Allende y la recientemente abierta en barrio Jardín- y continuará con su estrategia de crear mercado para un consumidor selecto. “Uno crea mercado; lo hacemos para la gente que está interesada en una alimentación consciente, que es el público al que apuntamos. Tenemos extremo cuidado en los ingredientes, y seguimos con nuestra línea de no usar colorantes ni saborizantes de origen químico. Buscamos ennoblecer y enaltercer cada vez los ingredientes para que el helado sea cada vez un mejor producto”, explicó Oña.
Por su parte, con mayor cautela, Zidarich asegura que van a estabilizar las franquicias actuales, al tiempo que esperarán a ver como se desarrollará la economía durante este año electoral, para analizar el crecimiento de la red.

Consumo: potencial crecimiento, canales de ventas y hábitos

En EEUU se consumen 25 kg per cápita por año; en Chile, 10, y en Argentina, siete. Precio, nuevas costumbres y otros puntos de venta -como supermercados- deben regir las acciones de los protagonistas de la industria

Según estimaciones, el consumo de helados en Estados Unidos es de 25 kg per cápita por año, y el de de Chile, de 10 kg per cápita por año. Si en Argentina el consumo por persona por año es de siete kilogramos por persona, parece que aún hay mucho por crecer.
“Es un tema de hábitos de consumo: en Estados Unidos no existen las heladerías, el mayor consumo es en los supermercados, algo que aquí aún no está del todo desarrollado. Inicialmente las marcas que se vendían en los supermercados eran de baja calidad y el consumidor se quedó con esa idea y por eso no compra en cantidad, a lo que se suma que aquí tomar un helado sigue siendo una salida familiar o un plan entre amigos”, explicó Martín Oddo, de Glup’s.
Sobre esa base, la marca ha lanzado hace 18 meses una nueva línea -Glup’s Market-, destinada justamente a los supermercados, con el fin de ofrecer a ese consumidor de góndola un producto de calidad y revertir la imagen tan desprestigiada en cuanto a esta modalidad de consumo.
En ese sentido, ya están distribuyendo los productos en los principales cadenas de supermercados regionales como -por ejemplo- Mariano Max y Almacor, entre otras.
Al respecto, Ricardo Cortés, de Grido, explica a partir de la relación salario/capacidad de compra de helado.

“En Estados Unidos se consume más helado porque el producto es más accesible”, dijo, al tiempo que recordó que uno de las apuestas de Grido es, juntamente, acercar el producto al cliente, tanto en términos de proximidad-locales en los barrios- como en precio, sosteniendo la mejor relación calidad/precio.
Otro punto de análisis para el directivo de Helacor, es que en Argentina el helado aún está en manos de pequeñas fábricas y productores artesanales, lo que explica un “precio menos accesibles a la mayoría”
En efecto, para Martín Oña, es posible aumentar el consumo de helado, pero dependiendo del tipo de producto que se desarrolla.
En su caso, la apuesta está en continuar ofreciendo un producto premium, alineado a la alimentación consciente y saludable. En este caso, el consumidor prioriza la alimentación saludable, por encima del precio y la accesibilidad, premisas en la que continuará trabajando delBent mediante nuevos sabores e ingredientes cada vez mejor seleccionados, según contó Oña.

Artículos destacados