«El marketing farmacéutico es complejo y restringido»

Ya sea porque la publicidad y participación en los medios es restringida o porque los canales de distribución son muy delicados, lo cierto es que el marketing farmacéutico es más complejo que cualquier otro sector, y cuando debe desarrollarse desde una empresa estatal, más aún.
Pascual Fidelio, gerente de marketing y comercialización de Hemoderivados de la Universidad Nacional de Córdoba confirmó este concepto, explicando la evolución de las estrategias implementadas por la institución a lo largo de los últimos años.
“En la década del 90, el Laboratorio de Hemoderivados comenzó una nueva etapa para posicionarse en la industria nacional y sus acciones se centraron en las bondades propias del producto, es decir reflejaban que éste cumpliera con lo que hace, o sea, curar” comentó a Comercio y Justicia, el directivo de la planta dependiente de la Universidad Nacional de Córdoba que desarrolla y comercializa medicamentos derivados del plasma humano.
“Hasta el 2002, cuando la competencia con los laboratorios internacionales desataba una gran contienda, en la cual la empresa por ser estatal padecía el estigma de la ineficiencia, se trabajó a partir de la calidad y el precio del producto y su comercialización a través de distribuidores zonales” prosiguió Fidelio.
No sólo era una empresa estatal que competía con los privados, sino que, incluso, llegó a desalentar a estos últimos y “luego de la devaluación, cuando las multinacionales se retiraron, la empresa se transformó en la única y exclusiva planta fraccionadora de plasma del país, situación ideal para generar el despegue y lograr triplicar la producción en los próximos cinco años”.
En la actualidad, con el procesamiento de alrededor de 70 mil kilos de plasma por año, destinados a la fabricación de gamma globulina, entre otros productos registrados, el accionar del Laboratorio de Hemoderivados es un caso ejemplar.

–¿Cuál fue la estrategia para afrontar las diferentes coyunturas del mercado?
–Nuestra política de persistir colaboró para que hoy tengamos un alto share en el mercado, seamos la planta fraccionadora de plasma humano con mayor capacidad de producción y comercialización de Sudamérica, y estemos exportando a varios países como Uruguay, Chile, Perú, Paraguay, Bolivia, República Dominicana, Ecuador y Guatemala.

–¿Cómo se preparan para el futuro?
–Hay una gran tarea por delante, como fortalecer la inserción social del laboratorio, más allá de su producto, que hoy representa al de menor precio y mejor calidad, ya que cuenta con proteínas propias que lo hacen más eficaz. No hay mejor plasma que el aplicado en la región de donde proviene.
Nuestro objetivo es fortalecer el vínculo con la sociedad, trabajar con ONG, hospitales, escuelas, apoyar congresos y campañas educativas, y comunicar más allá de lo que hacemos, lo que representamos.

–¿Cómo es la imagen que quieren transmitir?
–La de una empresa estatal al servicio de la salud, seria, confiable, que se autogestiona y trabaja bajo todas las normas internacionales. Respecto al producto, nuestro ideal es mostrar un producto de calidad, eficaz y seguro a un precio social del mercado.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

–¿Cuál es la diferencia del marketing desde una empresa estatal?
–En este caso particular, Hemoderivados es una empresa que se autoge

Artículos destacados