Clase media redujo consumo 5%

La clase media es la más castigada por la crisis y su consumo se redujo 4,9% en octubre, mientras que a nivel general cayó 2% respecto de septiembre, según el relevamiento mensual de LatinPanel Argentina.
El relevamiento constató que los hogares de clase alta son los únicos que logran mantener su volumen de consumo. También se destacó el hecho de que las primeras marcas dejaron de crecer.
La encuesta se mostró en línea con el Índice General de Expectativas Económicas (UCA – TNSGallup) que llegó en octubre al nivel más bajo de los últimos cuatro años. Según este trabajo, el volumen de consumo de productos de Alimentación, Cosmética y Limpieza se redujo 2% ese mes respecto al anterior.
El menor volumen de consumo se reflejó con la misma intensidad en todo el país, pero golpeó más duramente los hogares de clase media en un contexto inflacionario que no se desaceleró, con un aumento de precios promedio de 3 por ciento en octubre y un acumulado de 29% para los primeros diez meses de 2008.

El relevamiento mensual del consumo se realiza sobre un universo de tres mil hogares de todo el país por LatinPanel Argentina y sesgó al grupo de hogares que experimentó la mayor caída del consumo de la población argentina.
Estos hogares necesitaron consumir menos para poder mantener su nivel de gasto mensual promedio de $ 325 destinado a abastecerse de alimentos, productos de cosmética y limpieza. Los hogares de clase baja también redujeron el volumen de su canasta 3,5 por ciento para poder mantener por debajo de los $ 260 mensuales el monto de gasto disponible para adquirirla.
Por otro lado, los hogares de nivel socioeconómico alto son los únicos que mostraron en octubre una variación positiva de su volumen de consumo (1%) respecto de septiembre.
Son los únicos que todavía no resignaron consumo real, y destinaron en octubre $ 400 en promedio para abastecerse de esta canasta. Su gasto mensual todavía no encontró techo y ya supera en 34 por ciento el gasto que destinaban al mismo fin en el último mes de enero.
Los hogares de nivel marginal, mantienen el consumo pero resignan calidad.

Artículos destacados