Sólo pruebas directas avalan pago de horas extras y francos

Se eximió a la firma Graciela Franceschini SA de abonar diferencias salariales por francos y horas extras a un ex chofer de reparto, al no presentarse prueba directa suficiente sobre los hechos que dieran sustento a los rubros reclamados, siendo imposible así la inversión de la carga probatoria.
La decisión fue adoptada por la Sala 9ª, integrada por Gabriel Tosto, en el pleito protagonizado por Héctor Hugo Heredia, quien prestó tareas como chofer de reparto domiciliario de productos que elabora la accionada desde septiembre del 2003 hasta abril del 2004 y denunció que su horario de trabajo era de 8 a 22, con un solo franco compensatorio semanal.
El magistrado señaló que “las diferencias salariales por francos y horas extras deben desestimarse”.

“En efecto, el modo de reclamación de ambos rubros sin la indicación de la causa-obligación, legal o convencional, y una descripción de los días en que hubiera acaecido el hecho base para la aplicación de la consecuencia jurídica que origina la diferencia, impide la dilucidación del tópico”, precisó el vocal.
En esa dirección se subrayó que “esta imposibilidad radica en que no se ha exhibido prueba directa suficiente de la labor concreta del actor en exceso de la jornada y del medio franco, por una parte; de otra, no se puede aplicar la inversión de la carga probatoria (Art. 39, CPT) por la insuficiencia técnica en la reclamación”.

Se explicó que “es doctrina judicial consolidada que el reclamo de diferencias de haberes en esos tópicos requiere como carga técnica de quien la pretende, indicar en forma precisa el origen de la obligación del crédito para determinar lo pretendido, hechos y derecho”.
Y se advirtió que “nada de ello ha completado el actor. Por lo que corresponde el rechazo de lo pretendido en este aspecto (Cf. mutatis mutandi: TSJ, Sala Laboral, sentencia del 15 de mayo de 1987, Autos: “Torreblanca Estela M. c/ Fernández Cesar” LLCba. 1987, p. 776)”.

Artículos destacados