domingo 21, julio 2024
El tiempo - Tutiempo.net
domingo 21, julio 2024

Sobreseen a quien intentó hurtar un chocolate, por ser una “insignificancia”

ESCUCHAR

Un juez correccional porteño adoptó la decisión, dado el escaso valor del producto sustraído. La resolución quedó firme al no ser apelada por la fiscalía.

El juez en lo Correccional Luis Schelgel sobreseyó por aplicación del principio de “insignificancia” a un hombre que intentó hurtar un chocolate de un supermercado de la ciudad de Buenos Aires, según indicaron ayer fuentes judiciales, que consignaron que la resolución “quedó firme” pues el fiscal no la apeló.
En un fallo de siete carillas, el magistrado apuntó al “exiguo valor pecuniario del elemento cuyo intento de sustracción se le imputa -un chocolate de 55 gramos con un valor de entre 30 y 40 pesos-, lo cual determina que el presente constituya un caso en el cual la insignificancia de la afectación al bien jurídico tutelado excluye la tipicidad de la conducta”.
El juez citó fallos de la Cámara Federal de Casación Penal, máxima instancia del fuero penal del país, en los cuales se consigna que “no todo injusto ha de ser penal, porque el injusto penal ha de ser un injusto cualificado”.

En ese sentido, agregó que “ello puede fundarse en el principio de insignificancia, ya ampliamente admitido como criterio interpretativo limitador de los tipos penales y que a su vez se basa en principios más generales como el de proporcionalidad de la intervención penal”.
Apuntó Schelgel: “En este sentido el principio de insignificancia se distingue como subespecie de la adecuación social porque no supone total aprobación social de la conducta, sino sólo una relativa tolerancia de la misma por su escasa gravedad”.
El fallo es parte de la polémica instalada sobre si este tipo de episodio debe ser alcanzado por la ley penal y los dispares criterios que siguen los fiscales, ya que mientras algunos consienten los sobreseimientos, otros recurren la decisión ante la Cámara del Crimen donde, también, las aguas están divididas entre las diversas salas.

El hecho juzgado se originó el 24 de agosto en un supermercado Coto ubicado en la intersección de Luis Viale y Nazca, en el barrio porteño de Villa Santa Rita, cuando un empleado alertó a la policía que una persona mayor de edad agarró un chocolate de una de las góndolas y lo llevó hasta el sector de lockers, donde lo dejó.
Esto generó la demora del acusado luego de que intentara retirarse del lugar tras finalizar sus compras y sin haber abonado el chocolate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?