Se cayó la estrategia del capitán Jorge Acosta

Con pruebas documentales quedó demostrado ayer que el ex jefe operativo de La Perla, Jorge Acosta, estuvo a cargo de ese centro clandestino de detención al menos hasta el 5 de diciembre de 1977. La información fue corroborada por el teniente coronel Heraldo Ernesto Bolcatti, un especialista militar en legajos, que declaró en la décimoquinta audiencia del juicio a Luciano Benjamín Menéndez y otros siete represores.
Si bien el testigo había sido propuesto por la defensa de Acosta con la intención de demostrar que éste ya estaba en Buenos Aires al momento de ocurrido los hechos que hoy se juzgan, el aporte de Bolcatti sirvió para corroborar exactamente lo contrario.
Al comenzar la audiencia, el militar -que actualmente se encuentra en comisión en el Tercer Cuerpo de Ejército – explicó que según se desprende del legajo de Acosta, éste fue sancionado con 30 días de arresto el 22 de setiembre del 77. Posterior a ello, continuó con las mismas funciones que desempeñaba en La Perla hasta el 5 de diciembre siguiente, cuando se ordenó su traslado.

Al respecto, Bolcatti aclaró que – de acuerdo con el reglamento interno del Ejército- cuando se decide el traslado de un militar, éste tiene hasta 15 días para presentarse en su nuevo destino, luego de la fecha de la notificación. Siguiendo dicho razonamiento, el capitán Acosta tenía tiempo hasta el 20 de diciembre para presentarse en el Batallón 601 de la ciudad de Buenos Aires.
La explicación dada por el testigo coincidió con la que brindó minutos después, al exhibírsele un segundo documento, esta vez correspondiente a un boletín reservado del Ejército.
En este sentido, consultado por el defensor Alejandro Cuestas Garzón (abogado de Acosta), Bolcatti advirtió que si bien el coronel Emilio Anadón firmó el traspaso de Acosta el 4 de noviembre del 77, su pase se fijó para el 5 de diciembre de ese año.
Tras la declaración del teniente coronel, compareció el testigo Rafael Bernabé, acusado oportunamente de falso testimonio. Ni la Fiscalía ni la querella realizaron preguntas al hombre, remarcando que seguía mintiendo y que ya había sido investigado por falso testimonio.

Planteos

A pedido de la defensa de Jorge Acosta, el Tribunal Oral Federal Nº1, presidido por Jaime Díaz Gavier, resolvió citar a declarar para el próximo jueves a la sobreviviente de La Perla, Ana Illiovich.
El testimonio de esta mujer fue solicitado por el abogado Cuestas Garzón con motivo de la declaración de la testigo Teresa Meschiatti, quien al comparecer en el juicio dijo que, tanto ella como Illiovich fueron llevadas hasta Colonia Caroya el 10 de noviembre de 1977 y forzadas a ingresar a una sucursal de un banco de esa localidad, donde fue secuestrado Daniel Romanutti. Este operativo, según dijo Meschiatti, fue comandado por el imputado Acosta.
Asimismo, el tribunal ordenó -también a pedido de la defensa – que se intente contactar nuevamente a Viviana Alerbon. Esta testigo no pudo ser localizada hasta el momento en su domicilio de Córdoba porque se encontraría residiendo en Alemania, según indicó el abogado Claudio Orosz.

Mientras tanto, por escrito se incorporó como prueba documental la declaración de la sobreviviente Graciela Geuna, quien no pudo comparecer en el juicio por estar viviendo en Suiza. Lo mismo se hizo con la testigo Mónica Leunda, que tras presentar un certificado médico, no declaró en el marco de este debate oral.
En otr

Artículos destacados