Buscan que haya un registro del ADN de todos los procesados o condenados

DATO. Sólo 3% de los delitos se condena.

La iniciativa propone que la recolección de datos destinada sólo a delitos sexuales se use para todo tipo de ilícitos. También prevé que se almacenen muestras de las víctimas y de los
miembros de las fuerzas de seguridad que intervienen en las investigaciones.

Los diputados nacionales Luis Petri y Julio Cobos presentaron un proyecto de ley para reformar el Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados con delitos contra la integridad sexual, con el objetivo de hacerlo extensivo a todos los ilícitos.

Según plasmaron en el articulado que proponen, con la recolección de aquellas muestras se contará con una herramienta que permitirá mejorar las investigaciones judiciales para disminuir los niveles de impunidad.

Petri argumentó que si bien se ha dado una fuerte discusión política acerca de la posibilidad de reformar el Código Penal, sólo llega a condena 3% de los delitos. “Si no mejoramos la eficacia de las investigaciones estaremos legislando para ese 3%”, opinó.

También argumentó que como ya existe el Registro Datos Genéticos vinculados con delitos sexuales no hay impedimentos para que esa herramienta se use para el resto de los crímenes.

Ampliación
En esa línea, consideró que con la ampliación del registro la delincuencia recibirá un duro golpe, ya que las huellas de ADN de todas las personas sometidas a un proceso penal se incorporarán a un banco de datos que será utilizado para la resolución de delitos y para la aprehensión inmediata de los sospechosos.

Petri acotó que en la base de datos extendida que promueve junto a Cobos estarán registrados los perfiles genéticos de procesados y condenados por la comisión de algún delito, así como los de los miembros de las fuerzas de seguridad y las pruebas obtenidas en las escenas de los crímenes.

De acuerdo con la iniciativa, el registro estará constituido por las huellas genéticas asociadas a la evidencia obtenida durante la investigación policial o el proceso penal, sin necesidad de que esté asociada a una persona determinada; las huellas genéticas de las víctimas, quienes deberán estar acuerdo con la inclusión de la información; la de los cadáveres o material biológico hallado; las que se pudieren encontrar relacionadas con la persona señalada como autora del delito y las de los integrantes fuerzas de seguridad intervinientes (policía o servicios penitenciarios).

Artículos destacados