«Una de cada diez personas sufre una insuficiencia renal»

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incorporó recientemente a la enfermedad renal crónica como una epidemia a nivel mundial, siendo considerada como un problema de salud pública porque aumenta a pesar de los esfuerzos realizados para controlarla.
Para contrarrestar esta situación en Córdoba, la Asociación de Prestadores de Hemodiálisis y Transplantes del Centro (Apheytrc) lanzó una campaña para prevenir y controlar las enfermedades renales, junto a la obra social Apross.
Bajo la consigna: “¿Están sanos tus riñones?”, el programa apunta a concientizar a la población para que pidan a sus médicos -en este caso afiliados al Apross- aquellos análisis específicos que sirven para detectar la enfermedad: el de creatinina en sangre y el de microalbuminuria en muestra de orina. Con los resultados de esos dos datos, el médico de cabacera ya está en condiciones de derivar al especialista, un nefrólogo.

“Las estadísticas mundiales dicen que una de cada 10 personas sufre una insuficiencia renal. A esas personas apuntamos para prevenir las complicaciones de una enfermedad a largo plazo”, explicó la nefróloga Gladys Menem, directiva de la Apheytrc.
“Detectándolo precozmente, a través de los primeros síntomas que se pueden detectar con exámenes de laboratorio concretos, se puede detener, retrogradar o enlentecer la enfermedad”, explicó.

Pedir el análisis

La intención de la campaña es concientizar a que el pedido de los análisis preventivos se generalicen de igual manera en que las personas piden el examen de colesterol o la glucemia (para ver si son diabéticos). “La demanda -agregó- puede partir del paciente o del médico, lo importante es que el paciente no llegue a la insuficiencia renal”.
La médica precisó que la enfermedad renal aparece como consecuencia de tres enfermedades: la hipertensión y diabetes mal controladas y la obesidad.
“Si esto lo detectamos a tiempo, vamos a evitar que dentro de 10 ó 20 años tengamos un aumento exponencial de la enfermedad y entonces no lo vamos a poder tratar, porque no hay recursos económicos”, dijo Menem en referencia al manejo de los recursos sanitarios.
Finalmente, detalló los costos ocultos. “Por cada peso gastado en diálisis, hay tres extras que se gastan en medicamentos u otras cosas. Todo eso tendemos a reducirlo si bajamos la aparición de la enfermedad”.

DIAGNOSTICO
El diagnóstico temprano es fundamental para prevenir la pérdida de la función renal y de sus complicaciones cardiovasculares. Incentivan el pedido de análisis de creatinina y microalbuminuria para su detección precoz. Al menos un chequeo anual, incluido los niños.Informes: 0800-888-73625

Artículos destacados