«Los autos ya comenzaron a subir y aumentarán más durante 2010»

Si bien a principios de año los distintos eslabones de la industria y el negocio automotor expresaron rápidamente sus temores sobre el impacto negativo de la crisis internacional en el sector, el correr de los meses alejó los peores expectativas y redefinió sobre la marcha sus pronósticos para 2009. En diálogo con Comercio y Justicia, Sebastián Parra, titular de la Cámara de Comercio Automotor de Córdoba (CCAC), estimó que la venta de 0 km será este año 15% menor que la de 2008 y la de usados 10% menor, una caída 50% por debajo de la estimada a principios de año. También anticipó que durante 2010 se producirán aumentos en los precios –que ya comenzaron-, porque “no es posible sostener los actuales niveles de rentabilidad”.

– ¿Cómo prevén cerrar la venta de autos nuevos y usados este año?
– A principios de año la perspectiva era de una caída de 25% y hoy estamos cerrando los números de agosto con una retracción de 15%. Creemos que hemos llegado a un techo en la recuperación del mercado y, considerando que en noviembre y diciembre se pasan todos los patentamientos para enero del año siguiente, estimamos que vamos a mantener este porcentaje de caída. Entonces, si a principios de año la estimación era caer 25% y cerraríamos con 15%, ciertamente que el balance es positivo, pero también hay que subrayar que siempre estamos hablando de una caída.
En usados hemos llegado también a un piso: estamos con 9% de baja con respecto al año pasado en el acumulado enero – agosto y cerraremos 10% abajo. También será un buen resultado, porque las previsiones eran que la venta de usados cayera 20%.

– Más allá de la comparación con 2008, que fue un muy buen año, ¿cómo resultaría 2009 en relación a años anteriores?
– Será un año razonable para el mercado, ni el mejor ni el peor. El problema de nuestro negocio es que todos estos volúmenes se lograron a costa de una gran baja en la rentabilidad. Las empresas no pueden mantener por mucho tiempo más estos niveles de rentabilidad. Las fábricas y las concesionarias han hecho muchos descuentos, han puesto más vendedores y más estructura para mantener los volúmenes y eso achicó los márgenes. Entonces el problema es que, a pesar de que la venta no fue tan mala, la rentabilidad no fue buena.

– Entonces, ¿hay que esperar aumentos de precios en 2010?

– Sí, hay que esperar un aumento de precios para 2010. De hecho los autos ya están aumentando: en los últimos dos meses subieron entre 1% y 2%. Y van a seguir en alza durante todo el año próximo, porque con un dólar en aumento y Brasil traccionando las ventas, los vehículos deberán seguir aumentando para que puedan ser ubicados en el mercado interno.

– El Gobierno lanzó este año su plan oficial para alentar las ventas. ¿Qué otras medidas debería implementar para ayudar a sostener la actividad del sector?
– Hay que hacer cosas prácticas, como hicieron en Brasil, que bajaron a la mitad los impuestos a los autos, con el compromiso de las concesionarias y las terminales de trasladar esa rebaja al cliente. Y con respecto al mercado de usados el problema es que 70% de la actividad es marginal, no paga ningún tipo de impuestos. Allí estamos pidiendo controles y regulación del mercado para hacerlo más justo y más equitativo.

Artículos destacados