La universidad argentina se posiciona como un bien exportable

Cada día es más común escuchar en la peatonal cordobesa hablar en otros idiomas. Gran parte de los extranjeros que hoy están transitando por la ciudad vinieron a cursar alguna carrera de grado o curso de posgrado. El fenómeno crece a paso constante. Se estima que este año 20.000 extranjeros llegaron al país para capacitarse y que dejaron unos 40 millones de dólares al mes por todo concepto (matrícula de estudio, alquiler de departamento, gastos, consumos, entretenimiento y viajes). Así lo mensuró a Comercio y Justicia Jorge Bragulat, director del Programa Promoción de la Universidad Argentina del Ministerio de Educación de la Nación, que considera que la universidad del país se está posicionando como un “bien exportable”, tan es así que ocupa el cuarto lugar en Latinoamérica como destino elegido de los estudiantes extranjeros, atrás de México, Brasil y Colombia.

Los motivos por los cuales crece exponencialmente esta llegada se vincula, según Bragulat, con tres factores: por un lado, la oferta académica de las universidades argentinas que se está consolidando; por otra parte pesa la ventaja comparativa en cuanto a los costos de residencia y permanencia del estudiante por la diferencia de cambio de la moneda respecto a otros destinos; y finalmente hay una motivación que se da simplemente por una cuestión de elección individual.

– ¿Cómo se posiciona Argentina con respecto a otros países?
– Argentina está cuarta en opción en Latinoamérica y conviene más que México y España, por el cambio de la moneda. Se ha convertido en el país más barato de habla hispana para estudiar en comparación con estos otros destinos que siempre fueron muy elegidos.

– ¿Cuáles son las carreras más demandadas?
– Este año vinieron muchos estudiantes para cursar carreras vinculadas con las ramas humanísticas, sobre todo llegaron europeos interesados en estas disciplinas. El entorno latinoamericano, por ejemplo, optó por Economía. También han sido muy elegidas sociología, antropología y literatura. El estudio de la gastronomía ha sido otra de las carreras que atrajo a los extranjeros. Además hay una demanda importante hacia las carreras de cine, en función deque dentro del idioma español, el cine aquí tiene una cierto impacto a nivel mundial.

– ¿En qué porcentaje estima que crecerá la llegada de alumnos de otros países en 2010?

– No puedo estimar eso, pero sí afirmar que crecerá. Y aunque no consideramos la educación como un bien transable, el servicio puede considerarse como un bien exportable. Por ejemplo, en Australia y Nueva Zelanda, el segundo rubro de ingreso de divisas proviene de la Educación. En 2010 estaremos promocionando las universidades en las ferias de Educación superior de Estados Unidos, Europa y China. Está previsto ayudar a financiar, a través de Exportar (entidad público-privada), la presencia de todas las universidades que quieran estar en las ferias.

– ¿No es una gran barrera el idioma en el caso de China?

– China tiene un déficit educativo enorme, sólo 10% de los alumnos pueden ingresar a la universidad. Allí hay una demanda potencial increíble y hay un deseo de aprendizaje del español por cuestiones de comercio exterior. Nosotros estamos promoviendo que docentes argentinos vayan con la certificación del idioma. Incluso el país ahora tendrá tres consulados en China además de la embajada en Pekin. <br /

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Artículos destacados