El derecho a la vivienda sigue pendiente en las agendas

El arquitecto villamariense Jorge Raúl Monti acaba de ser elegido para presidir, durante los próximos cuatro años, la Federación Panamericana de Asociaciones de Arquitectos (FPAA) que nuclea a unos 630 mil profesionales de 34 países de toda América.
El cordobés finalmente venció al candidato mexicano por 32 votos a 13, quedando la presidencia de la federación en un país del Cono Sur después de ocho años de conducción entre Estados Unidos y México.
Monti se desempeña en el ejercicio profesional independiente y cuenta con una amplia experiencia y participación en las entidades de arquitectos y en el campo social. Actualmente también ocupa el cargo de tesorero del Colegio de Arquitectos de la Provincia.
En diálogo con Comercio y Justicia, el flamante dirigente adelantó algunos de los puntos que serán ejes de su gestión y que hoy preocupan a los profesionales, desde Alaska hasta Ushuaia.

“El problema de la vivienda es un punto común a todos los países de América, a pesar de que existan asimetrías respecto a otros temas. El derecho a la vivienda debería cumplirse y sin embargo es un tema pendiente, con diferentes matices en cada país”, destacó Monti.
“El Estado debe tener una fundamental intervención de gestión y articulación entre lo público y lo privado. Este es un derecho de todos y desde la Federación tratamos de incidir en los poderes de decisión”, apuntó.
El acceso a la vivienda y los efectos de la crisis global serán parte de los puntos a tratar durante la reunión del Comité Ejecutivo de la federación que sesionará en Córdoba los próximos 2 y 3 de abril.
El uso del espacio, la afectación que se genera por la ocupación territorial y el impacto del gran desarrollo urbanístico serán también materia de análisis y elaboración de sugerencias -por parte de la federación- para promover un escenario “sustentable e inclusivo”.

Por otra parte, Monti destacó que avanzar sobre el tránsito profesional entre países es uno de los anhelos de los federados. Actualmente existen algunos convenios bilaterales y la posibilidad concreta entre los países que conforman el bloque del ALCA.
En tanto, en el ámbito del Mercosur, las entidades profesionales de los países miembros se encuentran analizando y sistematizando los puntos que deberían respetarse para un tránsito ordenado de arquitectos, entre otras profesiones.
En este sentido, el dirigente aclaró que, además de tener en cuenta los convenios de tránsito laboral, hay que prestar atención paralelamente a las leyes laborales de cada país al momento de moverse en economías distintas y que ese tránsito sea en el marco de valores de justicia e igualdad.
Sin embargo, la realidad es que, aunque no haya una reglamentación definida para el libre tránsito físico del profesional en el Mercosur y en otras regiones de América, Internet ya abrió las puertas a otro debate: la necesidad de brindarle una formalidad al tránsito de trabajos profesionales por la red de redes, una práctica que llegó para quedarse.
Este tema y la promoción constante de la preservación del patrimonio son otros de los listados en la agenda de la FPAA para los próximos años.

Comente esta nota

Artículos destacados