Cristina redobló la apuesta y se profundiza el conflicto con el campo

En una esperada aparición pública, destinada a anunciar inveriones en Gran Buenos Aires, la presidenta Cristina Fernández se refirió al lockaut agropecuario haciendo una larga explicación sobre el contexto en el que produce en el campo hoy en Argentina, sobre la rentabilidad posible gracias a todo un marco de políticas de Estado. En su alocución no anunció medidas concretas para el campo ni tuvo un discurso conciliador -como se especulaba- y mostrando una dura posición al sostener que los piquetes son los de la “abundancia” teniendo en cuenta que el sector tiene “una rentabilidad nunca vista”, y señaló que no se dejará “extorsionar” con las medidas de fuerza.
La jefa de Estado defendió el esquema de retenciones a las exportaciones dispuesto semanas atrás. “No son medidas fiscales sino profundas iniciativas redistributivas del ingreso”, advirtió la Presidenta. “Qué es la distribución del ingreso, si no es sobre aquellos sectores que tienen rentas extraordinarias. ¿A quién le vamos a pedir, a los países limítrofes?”, indicó. La jefa de Estado enumeró las medidas con las que el Gobierno “benefició” al agro en los últimos cinco años, entre las que se refirió al mantenimiento de un tipo de cambio competitivo, las subvenciones y compensaciones para el sector, que le permitieron a los productores rurales “recuperar su competitividad y rentabilidad”.
“Las condiciones macroeconómicas de este modelo que tanto critican es lo que los han tornado competitivos y con una rentabilidad nunca vista”, consideró Cristina en su mensaje, que fue aplaudido por parte de buena parte de la dirigencia kirchnerista que se sumó al acto.
Indicó además que las retenciones, que contribuyen a conformar el superávit fiscal en “aproximadamente un 10 por ciento”, no solamente “se utiliza para sustentar estas condiciones macroecónomicas del agro para que siga siendo competitivo, sino también vuelve a las provincias en importantes obras de infraestructura” (algunas fueron enumeradas en el acto). Cristina preguntó: “imaginen lo que sucedería si el dólar no estuviera más a 3.17. ¿Qué sucedería si el Estado no se dedicara a comprar dólares?”
“Si no hubiera retenciones, el pollo, la carne y la leche los argentinos los verían por televisión”, remarcó Cristina. Señaló que “nadie critica que puedan comprarse una 4 x 4. Lo que no está bien es que quieran hacerlo a costa de otros argentinos”.

Pistas
Intendentes
La Mesa Provincia-Municipios de Córdoba, junto al gobernador Schiaretti, instó al diálogo “sin condicionamientos” entre las entidades rurales y el Gobierno nacional. Los intendentes ratificaron su respaldo a las “economías regionales, la producción agropecuaria y los emprendimientos comerciales que se están desarrollando a partir del modelo competitivo vigente”.
Por su parte, los intendentes del conurbano bonaerense repudiaron “severamente” el lockout y coincidieron en que “este es un paro extorsivo, no sólo contra el Gobierno sino contra todos los argentinos”.
Denuncias e interpelación
El enfrentamiento entre el Gobierno y el campo será hoy objeto en la Cám

Artículos destacados