Buscan mercado para carnes en Corea del Sur y Japón

Los frigoríficos exportadores también quieren redebatir con el Gobierno las retenciones, según el tipo de producto. Después del “cóctel” que frenó los envíos a la potencia asiática, proponen asegurar mercados alternativos en la zona

El presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC), Mario Ravettino, destacó el complicado momento que atraviesa el sector exportador por la merma de 30% en las compras de China, aunque consideró que la situación se normalizará.

“En noviembre, China tomó una serie de medidas respecto de sus importaciones de carne bovina a nivel mundial que determinaron una serie de renegociaciones y cancelaciones de contratos, de suspensión de embarques. Eso se produjo en diciembre y enero. Después apareció el problema del coronavirus que agravó la situación”, explicó Ravettino en una entrevista, lo que en definitiva culminó en un “cóctel” que le puso el freno de mano a este mercado que estaba transitando un buen momento.

Sobre el tema, detalló que “el problema empezó en los primeros días de noviembre, en China, en una feria muy importante que organiza su gobierno para importadores. Ahí se estaban comercializando precios que nosotros advertíamos que eran elevados, en alguna medida ficticios. Entonces el gobierno chino canceló los créditos a las empresas compradoras, largó su mercadería de stock, habilitó el ingreso de otros canales y eso produjo este movimiento de baja en un 30% o 40%. 

Es así que productos que nosotros vendíamos a US$ 6.000 pasaron a US$ 4.300. Estimamos que el problema es de 1.500 contenedores y ya se advierte porque la faena de los frigoríficos de ABC de enero respecto de diciembre bajó el 12% y de enero a noviembre un 25%. Después vino lo del coronavirus. A lo agravada que estaba la situación, se inmovilizaron los puertos porque los empleados chinos estaban en cuarentena”.

Esta problemática, según explicó el titular del consorcio, causó una baja de US$ 350 a US$ 370 millones por mes; y en cuanto al personal laboral destacó: “Estamos en una época de vacaciones, por lo tanto las empresas están dándolas, y licencias, esperando que esto se supere lo más rápido posible y que no tengamos necesidad de tomar decisiones como suspensiones u otras medidas. 

Tenemos claro que China necesita proteína animal, por eso no creemos que esto sea un problema permanente. Estamos en una crisis ahora, pero una vez superado esto estimamos que se tiene que normalizar, pero no sabemos cuándo”.

Por nuevos destinos

Ravettino sostuvo la necesidad de «acelerar las negociaciones» para la apertura del mercado de Corea del Sur para la carne bovina argentina, e incrementar las ventas a Japón.

«Nosotros este año tenemos que acelerar mucho la negociación para tener la apertura de Japón. Hoy sólo estamos habilitados para exportar a Japón la zona libre de aftosa sin vacunación, que es la Patagonia, donde hay muy poco stock y un solo frigorífico», sostuvo Ravettino.

El empresario subrayó que «es muy importante, porque este país es un mercado de calidad y es una alternativa para los cortes (que se envían) a la Unión Europea».

En 2018 Argentina logró la apertura del mercado japonés para la carne bovina proveniente de zona libre de aftosa sin vacunación, centrada en la Patagonia.

Asimismo, en octubre de 2019 una misión de técnicos japoneses realizó una visita para analizar la posibilidad de que las importaciones de carne de Japón puedan provenir del resto del país, catalogadas como zonas libres de aftosa con vacunación.

Por otro lado, Ravettino destacó la necesidad de apostar a realizar un buen trabajo para que  Corea del Sur se abra como destino a las carnes argentinas. “Es un gran mercado en el bloque asiático que tendríamos que conseguir la habilitación. Ya lo hemos hablado con el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, y con Cancillería, y tenemos toda una agenda de trabajo», subrayó, al tiempo que destacó: “En volúmenes, Corea del Sur es un mercado parecido al chino”.

Retenciones a la carne

En la entrevista -brindada a la agencia oficial de noticias Télam-, se refirió también al actual esquema de retenciones que tiene el sector y sobre las expectativas de reducción que se vienen analizando durante los últimos días. “Estamos muy justos con este 9%. En realidad lo que pretendemos es definir el esquema de retenciones que el Gobierno propuso. Nosotros estamos de acuerdo con este esquema. 

El Gobierno dijo que los productos elaborados tienen 5%, y los no elaborados, 9%. 

Queremos decidir esta cuestión porque todo lo que es cortes enfriados y congelados son productos elaborados, y los que son media y cuarto con hueso o manta son productos no elaborados. Lo que le pedimos a (el ministro de Agricultura Luis) Basterra y que coincidió con nosotros es esta definición en el esquema que el Gobierno propuso. 

Es una cuestión de tiempo definir esto. Uno como exportador sabe que la retención es un impuesto negativo, pero también sabemos la situación que estamos atravesando y el compromiso que se tiene que tener como empresario. Entonces desde ABC decidimos aceptar el modelo propuesto”.

 

Artículos destacados