Home  >   Arte   >   Artistas se inspiran y pintan y escriben en vivo

Artistas se inspiran y pintan y escriben en vivo

Es la propuesta de InspirARTE, un evento que nuclea a artistas visuales, escritores y público en
general e invita a crear, compartir y reflexionar. Posibilita la conexión con el “ser artista”.
Más de 20 ediciones ya se concretaron en Córdoba

Más de 20 ediciones ya se realizaron de InspirARTE, el evento que invita al público a deleitarse con la improvisación, en manos de relatos y obras de arte de escritores y artistas visuales de Córdoba.
Este espacio, creado por la emprendedora Daniela Kaplan y su socio, Marcelo López, se instala como un lugar de “conexión con el lado artista”, donde cada participante puede disfrutar del arte en sus distintas formas y participar de las elecciones y comentarios colectivos junto a los artistas.
Para conocer más de cerca esta propuesta, Comercio y Justicia dialogó con Daniela Kaplan, una de sus fundadoras.

¿De qué se trata InspirARTE y cuántas ediciones ya llevaron adelante?
Hemos realizado alrededor de 20 ediciones en distintos marcos. InspirARTE es una creación que hicimos con Marcelo López, un amigo también escritor . Se trata de encuentros en los que escritores y artistas visuales improvisamos en vivo, utilizando como disparador un tema que es elegido por el público.

¿Cómo es la modalidad?
En general, en nuestras ediciones, el público al llegar recibe una tablet en la que debe seleccionar un tema entre cuatro o cinco propuestos. Los temas son diversos, en algunos casos alusivos al contexto del evento en el que se realiza la edición (como por ejemplo una feria gastronómica, un festival de música o una feria de libros) y, en otros casos, el tema tiene que ver con ideas que se nos presentan a Marcelo y a mí. El tema más elegido es sobre el cual durante 40 minutos escribimos una historia, un poema o una reflexión. Lo escrito se visualiza en televisores LED de 42 pulgadas, los artistas van leyendo, se inspiran y plasman su inspiración en un cuadro. Por su parte, el público participa leyendo y acercándose a hacer sugerencias y/o comentarios a los escritores y artistas. Al finalizar se lee cada escrito, se muestran las obras y los artistas suelen compartir a viva voz una reflexión sobre lo que han plasmado. El público, si lo desea, también puede participar haciendo comentarios o reflexiones.

En general ¿Cómo es la receptividad del público?
El público es muy diverso, según el contexto de la edición, pero en todos los casos nuestra propuesta es recibida con mucho entusiasmo porque, de algún modo, todos experimentan la conexión con el “ser artista” que tenemos. El espacio es una invitación a conectar con el lado artista, que -si no despertó- puede despertar en cada uno de nosotros. Hemos realizado incluso ediciones en las que participaron niños y, para nuestra sorpresa, los niños han disfrutado y conectado con la lectura y con la pintura de modos maravillosos.

Al tiempo que ofrece el espacio de inspiración, ¿brinda algún conocimiento específico sobre arte?
En cada edición participa un conductor que hace de nexo y puente entre el público y los artistas. Al prever la edición, no pensamos de antemano en brindar conocimientos específicos. Si el público realiza preguntas, son respondidas más por el lado de las experiencias de improvisación en vivo y en relación al despertar de lo que sucede en el cuerpo y no en la mente.

¿Cuál es el objetivo de los encuentros?
Conectar con el artista que todos somos o podemos ser, inspirarnos y llenarnos de una fuerza distinta, la fuerza que para mí brinda el arte.

¿Hay otros eventos de este tipo en Córdoba? ¿Qué futuro avizora para estos encuentros? ¿Cree que se podrían organizar más?
InspirARTE es una novedad, hace unos meses hemos podido registrar la marca. No conocemos otras iniciativas idénticas, sí hemos visto iniciativas de pintura en vivo pero no combinación de escritura y arte visual, con lo cual podemos decir que sí somos pioneros. Se trata de un producto que se va renovando y recibimos del público sugerencias que siempre son bienvenidas. La idea es perfeccionar para que la experiencia sea rica. Con Marcelo permanentemente estamos pensando en nuevas propuestas. Estamos trabajando en este momento en darle vida a una muestra que, si todo sigue bien, pronto podremos compartir. La idea es poder exhibir la gran cantidad de textos y pinturas que han sido reunidas luego de tantas ediciones

¿Qué cree que se lleva la gente en cada encuentro? ¿Vuelve?
En verdad creo que la vivencia es muy personal. A mi modo de ver y sentir, es infinito lo que puede despertar dentro nuestro la inspiración. Es como conectar con fibras que estaban quietas y que las hacemos despertar. Siempre es expansivo, la idea es precisamente salir de sitios de contracción y liberar al artista para que permita hacer nacer su propia obra.

Debido a su experiencia en estos eventos, ¿Cómo evalúa el arte en Córdoba, tanto desde la producción como el consumo?
Creo que el arte es algo subjetivo. Pienso que los tiempos complejos, con eventualidades como las que se están atravesando en Argentina y en el mundo, el arte es un sitio que da contenido y cierta paz. En el arte hay un sentido mayor, encontramos sentido y contenido, y eso permite dar mucho valor a la existencia. Por otro lado, a raíz de nuestras experiencias con inspirARTE, nos damos cuenta de que cuesta mucho dar valor a lo que estamos llevando adelante, con pasión pero también con esfuerzo y dedicación. La realización de cada edición tiene requerimientos técnicos y administrativos indispensables. Si bien en este presente es comprensible cierta dificultad para hacer frente a gastos extraordinarios, muchas empresas u organizaciones suelen contactarnos porque han visto o han escuchado sobre nuestra propuesta, pero al momento de hacer frente a los gastos que insume cada edición no avanzan en una contratación. Siempre tratamos de llevar adelante el evento, le buscamos la vuelta para que lo económico no sea una traba, pero en algunos casos es para nosotros también un freno. Creo que sería importante resignificar al arte en estos tiempos intentando encontrarle el valor que realmente tiene. Es un sitio para elevar el alma y dejar huellas.