Home  >   RRHH   >   Una brújula en la empresa para la gestión sustentable del público interno

Una brújula en la empresa para la gestión sustentable del público interno

gestion sustentable

Especialistas en recursos humanos coincidieron en que para atraer y retener a talentos cada vez es más necesario avanzar hacia acciones que tengan incidencia social, ambiental y ética

Cada vez más va a ser un “elemento trascendental” para las empresas encontrar prácticas de creación de valor económico, social y ambiental con sus públicos internos, tanto para retener talentos como para atraer nuevos. En esta afirmación coincidieron especialistas de recursos humanos en el marco del encuentro “Tendencias en la gestión de capital humano”, organizado por Consultores de Empresas, Medifé y el Instituto Argentino de Responsabilidad Social Empresaria (Iarse).
Alejandro Roca y Federico Zárate, de Iarse, hicieron hincapié en las tendencias que ya empezaron a implementar algunas firmas cordobesas.
La capacitación y el desarrollo profesional y personal es clave. “Hay empresas que hoy financian capacitaciones que son más de nivel personal y que no están directamente asociadas al trabajo directo que desempeña el colaborador en la organización. Hay aquellas que están haciendo un esquema de personalización de capacitaciones para dar respuesta a esto. Por ejemplo, capacitan en un instrumento musical o en idiomas aunque esto no esté vinculado con el puesto o con temas de interés para la sociedad”, graficó Roca.
Por su parte, Zárate dijo que otra tendencia es la inclusión social de grupos en situación de vulnerabilidad, como por ejemplo personas mayores que no consiguen trabajo. También apuntó a una inclusión que contemple diversidad y cuestiones de género. Y no sólo la discapacidad.
“Hay empresas que han incluido la diversidad incorporando una persona trans a su plantel”, ejemplificó, y agregó  que esa decisión generó sentido de pertenencia y un rápido ascenso de esa persona dentro del plantel.
En la filosofía nueva de gestión de público interno, la familia es un grupo de interés al cual la organización tiene que prestarle atención e involucrar. Desde el aumento de días libres, permiso a los padres para ir a actos escolares de los hijos, aumento de licencias por maternidad y paternidad, flexibilidad horaria, día “comodín” de vacaciones y  las visitas de los hijos a los lugares donde trabajan los padres son algunas de las acciones que ganan fuerza a la hora de retener y atraer recursos humanos, ya que apuntan la conciliación vida familiar-vida laboral.
Roca advirtió de que “mientras más inflexibles sean las estructuras de gestión de recursos humanos, estarán más desancladas de la realidad y de las expectativas de estos nuevos grupos etarios que entran al mercado laboral”.
A lo que Zárate sumó: “En la medida en que sos mejor empleador hay mejor clima interno, más productividad, se va menos la gente, hay mayor motivación; esto impacta en todas las variables y la empresa tendrá más ventajas competitivas”.
En materia de incorporar medidas “sustentables”, no hay excusa por el tamaño de la empresa. Por ejemplo, hay grandes compañías que constuyen un jardín maternal dentro de su edificio para los  hijos de sus empleados. En igual sentido,  una pyme puede lograr una alianza con un jardín maternal de la zona para brindarles lo mismo a sus empleados.
Equidad de género e igualdad de oportunidades es otro punto fundamental que se impone.
Patricia Cerutti, de Consultores de Empresas, señaló que la brecha salarial ocurre principalmente en los cargos altos. “Hay una percepción social de que estamos equiparados hombres y mujeres pero cuando empezás a mirar más profundamente, todavía existe una cultura muy patriarcal. En porcentaje, estamos en 70% hombres y 30% mujeres en cargos directivos en el país”, subrayó. Pagar distinto a0 mujer que a hombre ante un mismo puesto y mismo cargo, el “techo de cristal”, es decir el límite en el ascenso jerárquico de las mujeres en las carreras, sigue siendo materia pendiente.

Gimnasia laboral, ir al trabajo en bicicleta y menú saludable

Trabajar por la salud, seguridad y calidad de vida de los integrantes de la organización hace también a la gestión sustentable de la empresa. En este sentido, casos concretos y a imitar de acciones que llevan adelante algunas firmas locales son: gimnasia laboral, yoga o zumba en la oficina, menú corporativo  saludable, promoción del uso de la bicicleta para ir a trabajar -con un lugar dónde dejarla dentro del predio de la organización-.
“Hay un desafío de coevolución, de entender que RSE tiene que ver con una forma de gestión, donde se miran los impactos económicos pero también los impactos sociales, ambientales, culturales y éticos y eso se ve tanto en las decisiones que toman las personas en cada área como en la relación que tiene con cada público de interés: sus proveedores, sus clientes, sus colaboradores, la comunidad”, concluyó Zárate, del Iarse.