Circuito de complejidad único es diseñado en Córdoba

ClariPhy Argentina reúne en Córdoba a los pocos profesionales que, en el ámbito nacional, se especializan en microelectrónica. Generan tecnología integrada para comunicaciones de alta velocidad.

Las proveedoras líderes de los carriers más representativos del mundo alistan sus sistemas de comunicación para incorporar un producto de microelectrónica – único por su alta complejidad- diseñado casi en forma completa por 35 profesionales cordobeses.

“En Argentina es muy escaso el desarrollo en materia de microelectrónica y, más aún, del nivel de complejidad con el que trabajamos nosotros. Por caso, en Sudamérica no hay otra empresa que se especialice”, aseguró a Comercio y Justicia Hugo Carrer, director de ClariPhy Argentina, una compañía de tecnología avanzada fundada en Córdoba en el año 2006 .

ClariPhy Argentina se desprendió de ClariPhy Communications, nacida en California -Estados Unidos-, la que hoy se convierte en su único cliente y uno de sus principales accionistas.

Desarrolla circuitos integrados para comunicaciones por fibras ópticas, mediante la utilización de una técnica revolucionaria conocida como «compensación electrónica de dispersión», que sirve para aumentar la velocidad y la confiabilidad de las comunicaciones. Estos dispositivos son únicos en el mercado por su complejidad, ya que llegan a contener más de 20 millones de transitores.

“Junto a la casa matriz participamos en el diseño de los circuitos: hacemos un diseño de arquitectura a nivel de sistemas que busca satisfacer la demanda que nos presenta el canal de comunicación; después construimos los modelos de simulación por computadora con el que verificamos la resolución de los problemas que se presentaron; y luego comenzamos con la implementación”, precisó el director.

“Inicialmente nos enfocamos en la primera etapa de diseño a nivel de sistemas, ahora, estamos en condiciones de poder diseñar en forma entera el circuito integrado en Córdoba”, agregó.

En Estados Unidos se lideran los proyectos que se trabajan en conjunto, y se desarrolla gran parte de los diseños de los bloques analógicos. Luego, las piezas se fabrican en Taiwán.

Para crecer
Si bien los profesionales cordobeses están en condiciones de diseñar los circuitos en forma casi integral, hay desafíos que tienen que enfrentar. Por un lado, hay tecnologías que en el ámbito nacional no se manejan-por lo que un grupo de especialistas debe viajar a Estados Unidos para entrenarse- y por otro, es muy costoso reclutar personal y luego capacitarlo. “Es un negocio que crece rápidamente. ClariPhy en Estados Unidos ha duplicado la planta en menos de un año pero nosotros no podemos crecer a ese ritmo. Ellos pueden contratar diseñadores analógicos a diario y, aquí, los tenemos que capacitar. Contratamos ingenieros en computación recién recibidos, los formamos durante más de cinco meses (son especialidades que no se dictan en la facultad) y luego, bajo intensa supervisión, pueden empezar a producir”, explicó Carrer.

En estos momentos, la cantidad de trabajo está cubierta con 35 especialistas que se desempeñan en la planta de barrio Providencia; no obstante, como la captación de nuevos mercados es tan “vertiginosa”, la planta se podría “duplicar”. Ambas empresas trabajan en más de cinco soluciones. El primer producto fue un circuito integrado para fibra óptica, ahora avanzan en sus nuevas versiones para incrementar la velocidad, y en enlaces a larga distancia. Por su nivel de innovación y complejidad, esta tecnología ya ha logrado captar la atención de los principales proveedores de las compañías de telecomunicaciones en el ámbito mundial.

El perfil técnico

El circuito integrado CL1012 para recuperacion de reloj y datos  incluye compensación electronica de la dispersión para cumplir con los requerimientos de SONET/SDH y DWDM. Esta solución basada en deteccion de secuencia de máxima verosimilitud es el único dispositivo de su tipo presente en el mercado para aplicaciones a 10Gbps en tecnologia CMOS de 65nm.Es capaz de operar a velocidades desde 9.9 a 11.4 Gbps tolerando +/- 4000 ps/nm de dispersión cromática y 100 ps de retardo de grupo diferencial (DGD)

Artículos destacados