Home  >   Destinos   >   Destinos para trabajar en forma remota

Destinos para trabajar en forma remota

BARILOCHE. Uno de los destinos más elegidos para alternar trabajo y paisajes naturales.

El trabajo remoto se está convirtiendo en una opción cada vez más viable para personas y empresas, incluso para aquellas quienes ni siquiera lo consideraban una posibilidad hace solo unos meses. 

Este nuevo paradigma laboral permite a millones de personas trabajar desde el lugar que deseen, incluso para quienes aspiren a concretar un cambio de vida y de escenario, con la oportunidad de disfrutar de una estadía laboral fuera de su propia casa.

Para los más jóvenes, por ejemplo, el poder trabajar desde su “casa” es algo que siempre estuvo presente. De acuerdo con una investigación de Booking.com, la generación Z califica obtener un trabajo como la experiencia más importante de su vida (91%), mientras que  72% considera muy importante que esa actividad les permita viajar y aproximadamente la misma cantidad busca un trabajo en el que puedan experimentar otras culturas (68%), en sintonía directa con la posibilidad de trabajar remotamente desde cualquier lugar del mundo.

En este contexto, la compañía presentó cinco destinos recomendados por los viajeros argentinos para relajarse y que pueden ser buenas opciones para hacer home office.

Villa General Belgrano (Córdoba)

Naturaleza, tranquilidad y gastronomía con influencia alemana. Ubicada en el valle de Calamuchita, es uno de los destinos más elegidos de la provincia y estuvo dentro de los veinte sitios más buscados por los argentinos en sus listas de deseo durante los meses de marzo y abril. Ideal para trabajar con las espectaculares vistas de las sierras cordobesas, tomar pequeños recreos para recargar energías disfrutando de la naturaleza y terminar el día con una cerveza.

Villa de Merlo (San Luis)

Ubicada a los pies de las montañas Comechingones, gracias a sus características naturales, es uno de los enclaves solicitados por aquellos a quienes les gusta la aventura y la tranquilidad. La ciudad posee decenas de atractivos para recorrer luego de la jornada laboral como la reserva flora-faunística, el Mirador del Sol, la laguna del dique Pisco-Yaco o el centro de la ciudad y su casco fundacional.

Tandil (Buenos Aires)

Fue elegida en 2019 como el destino nacional con mejores anfitriones del país y es uno de los destinos turísticos más importantes de la provincia de Buenos Aires por sus tradiciones, sierras, réplica de la piedra movediza y teleférico. Paseos a caballo por las sierras o caminatas por las orillas del lago resultan una buena opción para realizar luego de una jornada laboral. Otro atractivo, su producción local de salames, reconocida en el ámbito nacional.

Colón (Entre Ríos)

A orillas del río Uruguay, esta localidad de Entre Ríos es una de las más elegidas por los amantes de las playas y las temperaturas cálidas. Además de su playa, enmarca su fisionomía en torno a la Plaza San Martín, el edificio de la Municipalidad, la Catedral y el Parque Quirós. La visita obligada es el Parque Nacional El Palmar, que cuenta con una extensión total de 8213 hectáreas y es uno de los palmares naturales más australes del planeta.

San Carlos de Bariloche (Río Negro)

Ideal para los amantes de la nieve, bosques, lagos y paisajes soberbios. Un destino que permite alternar la jornada laboral con deportes invernales, actividades lacustres, paseos por el Circuito Chico, cabalgatas y trekking por los cerros, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *