Se lanzó Emprecor y ya tiene el primer proyecto en curso

Busca apoyar el desarrollo de emprendimientos con alta intensidad tecnológica. Se los financiará por un monto máximo de 2,5 millones de pesos, aporte que no deberá superar 75% del proyecto.

Con un evento que se realizó en la Bolsa de Comercio de Córdoba se lanzó formalmente ayer el Consorcio Emprecor, que se conforma por cuatro instituciones -InnovosGroup, Fundación Uvitec, Fundación para la Incubación de Empresas y la Bolsa- que apoyan proyectos e iniciativas de emprendedores de empresas de base tecnológica.

Este consorcio fue una de las cinco propuestas seleccionadas a escala nacional, entre 26, en el marco del programa de impulso de empresas de base tecnológica del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva – mediante Fonarsec – para desempeñarse como facilitador de flujo de proyectos y brindar apoyo a emprendedores en el proceso de creación de una Empresa de Base Tecnológica (EBT).

El monto máximo a financiar para cada empresa es 2.500.000 pesos. El financiamiento de las propuestas consistirá en un aporte que no superará 75 por ciento del costo total de las actividades contenidas en el EBT.

Hasta el momento hay cinco proyectos en etapa de evaluación -que en  menos de un mes sabrán si serán financiados- y uno que ya se ha aprobado.

Palabras de los integrantes

La apertura del evento estuvo a cargo de Horacio Parga en representación de la Bolsa de Comercio de Córdoba. “El valor agregado que puede añadir esta institución no es solamente su estructura jurídica sino también poder colaborar en el análisis de la factibilidad de los distintos proyectos que se vayan presentando. Además, confiamos en la capacidad de la Bolsa, que es un centro donde se cruzan tanto los oferentes como los demandantes de fondos y que, luego, pueden ser los fianciadores a largo plazo de los poryectos que sean aprobados”, aseguró su titular.

Por su parte, Mauro Bono, presidente de la Uvitec, aseguró que el principal objetivo de esta unidad es la vinculación de los sectores científico-técnico, del conocimiento y de los fondos promocionados con aquellas personas que tienen las ideas y la posibilidad de mejorar los procesos, que son los emprendedores”, y agregó que sus prioridades están “en líena con las de Emprecor”.

A su turno, Salvador Giordano (FIDE), explicó que el propósito de la Incubadora de Empresas es “atraer a aquellas personas que tienen un importante espíritu emprendedor para luego evaluarlas y darles las primeras herramientas para comenzar con su emprendimiento”. Seguidamente dijo: “Córdoba siempre tuvo una permanente capacitación en ciencia, tecnología e innovación y creo que hacía falta un eslabón más en esta cadena, que tiene que ver con mostrar los resultados concretos en tecnología”.

“La idea de sumarnos a este consorcio es un poco la de coordinar los proyectos”, añadió Carolina Castroff, de Innovos Group. En Argentina hay cinco consorcios facilitadores: tres están en Buenos Aires, uno en la región de Cuyo y el otro es Emprecor, de la provincia de Córdoba, que también asiste la zona Norte y el Litoral argentino. En palabras de Castroff, la importancia de los consorcios facilitadores radica en que a partir de octubre, ningún emprendedor puede presentar su proyecto sólo directamente en Fonarsec sino que lo debe hacer por medio de estos facilitadores.

Bomba portátil de insulina, un desarrollo local que aspira a sustituir importaciones

El desarrollo de una bomba portátil de infusión subcutánea de insulina es el proyecto que ya fue aprobado por el Fonarsec. Según explicó José Echavarría, director I+D de la empresa que desarrolla este producto, se trata de una bomba -un equipo que no supera el tamaño de un celular- que se utiliza en pacientes que padecen diabetes Tipo 1. Para dimensionar el potencial mercado de este producto Echevarría aseguró que alrededor de 8 por ciento de la población mundial padece diabetes; de ese total, 10 por ciento es insulino dependiente y de ese porcentaje, 2,5 por ciento es el mercado destinatario final de esta bomba debido al tratamiento que necesita.

Según Echavarría, actualmente se comercializan en Argentina dos marcas distintas de bombas: una se produce en Estados Unidos y la otra en Suiza, con un precio de venta al mercado de 3.500 dólares, aproximadamente. “Nuestro proyecto es muy importante ya que el proceso de fabricación, desarrollo y su posterior producción apuesta a sustituir importaciones”, dijo.

Por su parte, Alejandro Varela, director financiero de la empresa, explicó que lo que buscan mediante Fonsarec es que se les finacie la etapa precomerial que implica un monto cercano al millón y medio de pesos. “Necesitamos que este producto tenga una matricería para que se haga en un gabinete que cumpla cierta normativa de resistencia y que la bomba sea aprobada por Amat -que es el ente que autoriza su comercialización-. También tenemos que preparar un lugar físico para que se industrialice”, agregó.

Los creadores de este producto aseguraron que “está comprobado que la bomba de infusión mejora -por lo menos en 50%- la calidad de vida de los pacientes no sólo en cuanto a su desempeño social sino al tratamiento de la enfermedad propiamente dicha”.

En otro orden, un medidor de glucosa portátil con conectividad a celular para funciones audibles es uno de los proyectos que está en instancias de evalucación y que será presentado mediante Emprecor.

Esperan aprobación

– Alinearte. Es un sistema de vanguardia en el campo de la ortodoncia y la estética bucal, basado en un tratamiento con alineadores transparentes, invisibles y removibles que corrigen malas posiciones dentarias y que serán la alternativa estética para el futuro. El pedido al Fonarsec es por un monto de 2,4 millones de pesos.

-ID-PRO. Se trata de un sistema que automatiza todas las operaciones logísticas, basado en la identificación por radiofrecuencia, que abarca toda la cadena de distribución de diferentes industrias. En este caso, el pedido al Fonarsec es por un monto de dos millones de pesos.

– SOL-Spanish on line. Es un sistema de enseñanza online de español como legua extranjera a través de una plataforma tecnológica que posibilita tomar clases de conversación guiadas por profesores nativos y más de 500 horas de material interactivo autogestionable. El pedido al Fonarsec es por un monto de 1,6 millones de pesos.

Artículos destacados