Pymes ganan terreno en las exportaciones nacionales

El sector de las pequeñas y medianas empresas representa hoy 15% de las colocaciones en el extranjero. En el resto de América Latina ese porcentaje desciende a sólo 5%.

Un cambio estructural en la industria argentina de los últimos años  fue el sostenido aumento de las exportaciones y, en ese contexto, las pequeñas y medianas empresas encarnaron un rol destacado. Las pymes hoy representan 15 por ciento de las ventas nacionales al extranjero, mientras que en el resto de América Latina sólo lo hacen en cinco por ciento. Según datos recientes del Ministerio de Industria de la Nación, desde 2003 la cantidad de pequeñas y medianas empresas que venden al exterior creció 20 por ciento, en cerca de dos mil nuevas empresas, y el valor exportado lo hizo en casi 80 por ciento, lo que significa un incremento de más de 6.700 millones de dólares.
De acuerdo con datos del Ministerio de Industria, las pymes exportan tres veces más valor por tonelada que las grandes empresas, 58 por ciento de sus exportaciones son productos industriales, y 10 por ciento del total de empresas industriales exportadoras son pequeñas o medianas.

En líneas generales, en los ocho primeros meses de 2010 las exportaciones industriales alcanzaron 14.901 millones de dólares; éste es el rubro que más exporta.

Mapa
Según un trabajo del Instituto de Estrategia Internacional de la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA), el ranking de los diez principales países de destino de las exportaciones pymes es: Brasil, Chile, Estados Unidos, Uruguay, Venezuela, Bolivia, Paraguay, Perú, España y Países Bajos, en ese orden, fueron los mayores demandantes de los productos manufactureros del segmento.

Así, el mapa de las pymes exportadoras resultante de ese estudio muestra que las regiones de mayor relevancia en cuanto a los montos exportados por estas firmas fueron: Pampeana (con 2.419 millones de dólares), Centro (US$ 847 millones) y Cuyo (US$ 625 millones), seguidas por NOA (US$ 213 millones); Patagonia (US$ 164 millones) y NEA (US$ 113 millones).

A pesar de la crisis internacional de 2009, en cinco provincias se registró un aumento de las exportaciones pyme (San Luis, Entre Ríos, Tucumán, Chubut y Salta) que se correspondió con un desplazamiento de ventas externas de empresas de mayor dimensión.

Mercado
En cuanto a los mercados elegidos por las pymes, Andrés Asiain, economista del Centro de Estudios Económicos y Monitoreo de las Políticas Públicas (Cemop), señala que “la vocación latinoamericanista de la pequeña y mediana empresa nace de su ecuación de costos. Para sus volúmenes de venta, el flete es un porcentaje muy elevado del costo total, por lo que las distancias pesan y mucho”.

“Así se explica que mientras que la distancia promedio de las ventas de las grandes empresas es de 8.313 kilómetros, el de la mediana es de 6.038 y el de las pequeñas de 4.478. Por esa misma razón, el grueso de las ventas de las pequeñas y medianas empresas sigue realizándose en el mercado interno”, destacó el especialista.

“Para las pymes primero está el país, luego la patria grande y recién después el resto del mundo. Y ese impacto diferencial en el bolsillo del empresario suele reflejarse en las internas de las cámaras empresariales que las agrupan.

En general, y con lamentables excepciones, las pymes suelen apoyar el proceso de recuperación del mercado interno y creciente integración latinoamericana iniciado en 2003”, concluyó Asiain.

Herramientas que sirven
Programas que “motorizan” las exportaciones

La Secretaría de Industria lanzó el programa de Fortalecimiento Institucional y de Servicios de Desarrollo Empresarial para la Exportación. Se trata de una instancia de apoyo a la internacionalización orientada a las pymes y que apunta a la capacitación para funcionarios provinciales a cargo de la promoción del comercio exterior.

El programa también apoya las pequeñas y medianas empresas por medio de asesoría en reingeniería de procesos internos, un reintegro de hasta  60 por ciento de lo invertido por cada empresa en asistencia técnica y capacitación, alianzas comerciales y transferencia tecnológica para la exportación.

La Fundación Banco Credicoop, por su parte, cuenta con el Programa de Diversificación de Mercados de Exportación de Pequeñas Empresas, destinado a empresas con o sin experiencia exportadora. El programa Diverpymex busca contribuir a mejorar el posicionamiento competitivo internacional de las pequeñas y medianas empresas , ayudándolas in company con técnicas novedosas que les permiten acceder a un universo mayor de mercados externos.

Artículos destacados