Innovar 2010 premió a una escuela y cuatro emprendedores cordobeses

De un total de 377 proyectos presentados por participantes de la provincia, cinco desarrollos recibieron premios en efectivo en un concurso de carácter nacional.

Se llevó a cabo la entrega de premios del concurso nacional de innovaciones, Innovar 2010, organizado por la Secretaría de Planeamiento y Políticas del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. La ceremonia contó con la participación del ministro de Ciencia, Lino Barañao, la secretaria de Planeamiento y Políticas, Ruth Ladenheim, y el coordinador general del concurso, Pablo Sierra. Repartidos en las distintas categorías, se otorgaron más de 600 mil pesos en premios.

Como todos los años, hubo gran de cantidad de presentaciones de proyectos de distintas provincias de todo el país. En este marco, la provincia de Córdoba fue una de las grandes participantes de esta edición, llegando a un total de 377 proyectos presentados.

Cordobeses y premiados

Uno de los ganadores de la provincia fue Hugo Luján, por su desarrollo de una vacuna contra la giarda, parásito del aparato digestivo. La vacuna se consiguió mediante un proceso que parte de la modificación de un mecanismo molecular que utilizan ciertos parásitos para producir enfermedades crónicas y recurrentes.

El desarrollo soluciona la falta de vacunas contra parásitos que tienen una gran influencia en la salud humana y animal. Fue uno de los ganadores de la categoría Investigación aplicada y recibió la suma de 20 mil pesos.

En la categoría Concepto innovador hubo dos ganadores cordobeses. María Mezza recibió 3 mil pesos por su proyecto Telarama, una máquina semiautomática que posibilita el tejido del mimbre al artesano. Incorpora un sistema de peines que se adaptan a distintos tipos de fibras y permiten regular las dimensiones del tejido para generar diferentes tramas. Permite optimizar el trabajo del productor, con lo que se incrementa la calidad de los objetos y se impulsa la creación de nuevos diseños.

César Barbero, por su parte, fue premiado también con 3 mil pesos por su Nanocompuesto Superabsorbente. Se trata de un material constituido por un hidrogel absorbente interpenetrado con un polímero conductor. El hidrogel absorbente posee una gran retención de agua mientras el polímero conductor mejora las propiedades mecánicas, por lo que puede hincharse hasta un 30.000 por ciento sin rotura del material.

También hubo una ganadora de Córdoba en la categoría Diseño industrial. En este caso fue María Filiberti quien recibió 5 mil pesos en premio por su proyecto Buna, una línea de asientos y macetas modulados de fibras de caucho reciclado. El proyecto permite ahorrar materia prima y el método productivo apunta a generar empleo, pues requiere solamente mano de obra capacitada.

En la categoría Escuelas técnicas, resultó premiada la escuela IPEM 233 de Córdoba, por el proyecto Enfriamiento Evaporativo. El desarrollo consiste en un sistema de enfriamiento para el acondicionamiento climático de verano de invernaderos y otros ámbitos industriales que necesitan disminuir la temperatura y/o aumentar la humedad del aire de ambiente.

Sobre Innovar

El concurso es organizado por la Secretaría de Planeamiento y Políticas del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación.

Artículos destacados