De una maraña de cables surgió un producto con diseño innovador

Rolino es un dispositivo enrollacable, que nace de la necesidad de dar solución al caos generado por los pequeños cables que se encuentran en el hogar, oficina y vida cotidiana. Conjuga diseño, innovación y funcionalidad

Por Natalia Riva / nriva@comercioyjusticia.info

Rolino es un enrollacable universal, cuya función principal es la de ordenar los cables finos presentes en el hogar, oficina y vida cotidiana. Por su diseño y material, este dispositivo puede adaptarse a diferentes aplicaciones.

Pablo Gianesini, diseñador industrial, está detrás de esta creación que empezó a gestarse a principios de 2011 y “tomó forma” a finales de octubre, cuando el proyecto fue seleccionado para ser presentado en la sección diseño industrial en el concurso nacional Innovar 2011.

¿Cómo surgió la idea? “Todo comenzó una noche que iba de regreso en el colectivo rumbo a mi casa y, en el silencio del viaje, prestaba atención a las mil y unas maneras que tiene la gente de usar los auriculares: así como había personas que los amontonaba, también estaba el meticuloso que lo guardaba en su bolsita correctamente”, contó a Comercio y Justicia el creador de Rolino. Y continuó: “Me generó ‘ruido’ el hecho de saber que no había ningún desarrollo local que cubriera esa necesidad. El hecho que sirvió de disparador para poner en marcha el proyecto fue que a los días de ese viaje, mi señora se acerca mostrándome un nudo de cables de auriculares, cargadores, etcétera y me pregunta: “¿Alguien podría diseñar algo para no tener este mismo problema siempre?”.

En ese momento, haciendo honor a su profesión de diseñador industrial, Gianesini comenzó con los primeros bocetos de lo que hoy se llama Rolino.

Actualmente, el producto se encuentra presente en varias casas de diseño en todo el país y en algunos locales de accesorios para celulares de alta gama. “En el mercado externo, estamos mandando nuestro primer envío de Rolino a Noruega, y también estamos haciendo gestiones con gente de Brasil, Venezuela, Ecuador, Chile y Alemania para ver, en un período muy breve, de llegar con nuestro producto allá”, anticipó el emprendedor.

De esta manera, si bien el objetivo a mediano plazo es expandirse en Argentina y en un tiempo no muy distante en el mercado exterior, Gianesini también tiene el foco puesto en la generación de nuevos diseños de caracter innovador y accesibles a la gente.

En lo que respecta a la competencia que tiene este producto, no existen similares fabricados en el país, pero sí compite con artículos importados. En palabras del emprendedor, Rolino “se diferencia de los demás por las variadas posibilidades de aplicación que se le pueden asignar”. Por ejemplo: en situación en que alguien tenga que trasladar unos cables de manera aérea para que los niños no puedan tocarlos y no por el piso, Rolino se transforma en unos “ganchitos” para poder trabarse en algunas salientes, permitiendo que sirva de guía para el traslado de la conexión eléctrica.

El salto a la propia empresa

Amor, pasión y persistencia por lo que hace son las característica que, según Gianesini, debe tener una persona que quiera incursionar en el camino de crear su propio emprendimiento. Y, en otro orden, el tema de la financiación aparece como la principal dificultad al momento de emprender.

En este sentido, en la experiencia de Gianesini, pudo financiarse en primera instancia (inversión inicial) con ahorros familiares más un crédito que se gestionó en la Sepyme, lo que le ayudó a poner el producto en la calle. “Hoy el proyecto se financia en parte con las ventas y estamos en gestiones con Sepyme para nuevos desarrollos”, concluyó el emprendedor.

Distinción Sello Buen Diseño
Rolino fue galardonado por su desarrollo integral

A mediados de este 2012, Rolino fue galardonado con la distinción del Sello Buen Diseño, otorgado por el Ministerio de Industria de la Presidencia de la Nación.
Se trata de una iniciativa que profundiza la incorporación del diseño en el entramado productivo nacional. Así, se distingue a las empresas que trabajan con diseño y se las reconoce por planificar sus productos y todas las implicancias que conlleva la generación de uno nuevo: el mercado, el uso, el ciclo de vida, la eficiencia de los procesos productivos y su aporte al desarrollo sustentable. Para evaluar las empresas inscriptas se conformó una red institucional que abarcó y dio solidez a la propuesta. Los productos distinguidos fueron evaluados tomando como referencia criterios formales, funcionales, tecnológicos, ambientales, comerciales y sociales.

1 Comentario en "De una maraña de cables surgió un producto con diseño innovador"

Los comentarios están cerrados.

Artículos destacados