La nueva ley de salud mental permitió casarse a pacientes psiquiátricos

Se conocieron en una casa de externación en La Plata y lograron el acceso igualitario al derecho que plantea la norma para aquellas personas con discapacidad mental.

Una pareja de pacientes psiquiátricos se casó ayer en La Plata, luego de haber esperado 11 años que se les levantara una declaración de insania que impedía legalmente que contrajeran matrimonio.

El casamiento entre Marta y Oscar se produjo en la delegación platense del Registro Civil y fue posible gracias a las nuevas perspectivas que abre la ley de salud mental, el trabajo del equipo terapéutico del hospital y el apoyo del Poder Judicial, ya que significó un avance en el acceso al derecho para aquellas personas en situación de insania.

“Esto fue posible gracias a las nuevas leyes que promueven la igualdad, la inclusión y el acceso a los derechos de personas que estaban invisibilizadas, un cambio de paradigma que empieza a ser posible por hechos como la sanción de la nueva Ley de Salud Mental de la Nación”, explicó la trabajadora social Clara Weber.

Weber explicó que la persistente gestión del equipo de salud del hospital Alejandro Korn, de Melchor Romero, apoyados en la nueva legislación nacional en materia de salud mental, y en especial en la Convención Internacional de las Personas con Discapacidad, permitió finalmente un nuevo avance en los derechos de los pacientes psiquiátricos.

Por su parte, la licenciada en terapia ocupacional del equipo de la Casa de Pre Alta, Mariana Tundidor, comentó: “La nueva ley nos dará una base de legitimación, porque la mayoría de los servicios de externación ya trabajaban con el cambio de paradigma que se propone ahora”.

“La Casa, por ejemplo, tiene 24 años de trabajar con los mismos principios. Aquí el problema es que el Código Civil es de 1869”, manifestó. “En definitiva -agregó-, lo que pasaba era que el juez tenía que cambiar la situación de Oscar para que pudiera casarse, lo tenía que autorizar”.

Weber resaltó: “Para nosotros esto implica mucho más que la celebración por un matrimonio ya que celebramos el acceso igualitario al derecho de aquellas personas con alguna discapacidad mental”.

Y resaltó: “La nueva ley de Salud Mental consolida una práctica que intentamos llevar adelante, porque la idea es que la casa sirva como apoyo de un sistema de externación. De hecho, este tipo de externaciones tienen 90 por ciento de efectividad, salvo en los casos en que se abandona el tratamiento”.

La historia
Marta es oriunda de Ensenada, provincia de Buenos Aires, y tiene 58 años. Ingresó al sector mujeres del psiquiátrico en 1974 y luego de vivir 23 años en la institución pasó a la Casa de Pre Alta del “Romero”, donde conoció a Oscar, su novio desde el año 2000.

Oscar, hoy su esposo, es salteño, tiene 54 años y estuvo internado por siete años en el mismo hospital. Después también fue externado y derivado a la Casa de Pre Alta, donde reinició su vida en comunidad.

La Casa de Pre Alta se inauguró el 10 de diciembre de 1987 y constituye un dispositivo fundamental para la externación de los pacientes psiquiátricos.

Artículos destacados