En busca de profesionales que sean tan creativos como para crear nuevos trabajos

ALFONSO GÓMEZ. El nuevo rector describió las acciones que impulsará para una mayor vinculación de la universidad con el mundo del trabajo y las empresas.

El sucesor de Rafael Velasco habló sobre los desafíos que plantea a la educación superior una sociedad en la que las máquinas avanzan en reemplazo del hombre. “Tenemos que ayudar a formar profesionales con mucha humanidad porque van a incorporar mucha tecnología a su trabajo”, advirtió.

Por Carolina Klepp – cklepp@comercioyjusticia.info

“Buena experiencia de trabajo para llevar adelante proyectos y realizarlos”, “preparado en Teología, gestión en obras de tipo social y educativa en condiciones no ideales como se vive muchas veces en la Argentina”, “valorar los logros de los predecesores y pensar en el futuro en medianos y largos plazos”, son algunas de los principales rasgos de la personalidad con la que se autodefine Alfonso Gómez. Se trata del jesuita que sucede a Rafael Velasco en el rectorado de la Universidad Católica de Córdoba (UCC) y buscará formar personas que no sólo sean “hombres de ciencia, conciencia y compromiso” sino también “profesionales que sean tan creativos como para crear nuevos trabajos” en una sociedad en la que las máquinas avanzan en el reemplazo del trabajo humano.

“Una reciente investigación de Oxford habla de un porcentaje de trabajo en las sociedades desarrolladas muy grande que en los próximos 20 años va a ser hecho por robots; por lo tanto tenemos que preparar profesionales que sepan trabajar con máquinas y en entornos diferentes”, dice el jesuita.

“Tenemos que ayudar -agregó-a formar profesionales con mucha humanidad porque van a incorporar mucha tecnología a su trabajo y si no tienen un nivel de humanidad muy grande, no van a ser capaces de hacer ambientes laborales sanos”.

La experiencia del nuevo titular de la casa de altos estudios no sólo ha sido en gestión educativa, también transitó la experiencia de reinsertar hombres de la calle en Buenos Aires cuando compartía el desayuno por las mañanas en la Obra de San José.

Para su gestión, adelanta que mantendrá el compromiso social, el compromiso con la investigación, el desarrollo editorial y la presencia pública. Cuando se le consulta si también tendrá tanto protagonismo como el anterior rector en cuestiones sociales clave para la ciudad, como ha tenido la UCC en el tema de la basura, responde: “Cada persona lleva algo de su personalidad, su carácter y pone su impronta. Yo no creo que lo haga con el mismo estilo que Rafael Velasco, porque tenemos personalidades diferentes, pero que el compromiso con el medio ambiente sigue, de eso estoy seguro”.

“El compromiso de la ciencia con la aplicación, que es la técnica, eso es algo que pedimos a toda universidad jesuita y que ese desarrollo técnico tiene que tener pertinencia social, tiene que pensar en los más desfavorecidos, tenemos que poner nuestra técnica en un lugar de frontera, eso lo seguimos manteniendo”, resaltó el mendocino.

Vínculo empresarial
También describe la impronta que pretende imprimirle al vínculo con las empresas. Gómez enumera proyectos en marcha como el apoyo a emprendimientos en el incipiente parque tecnológico, hasta vinculación con avances de empresas que están investigando dentro de la universidad. “Algunas empresas ya han comercializado productos de alta tecnología al servicio de la salud, hemos sido premiados por fabricar chips; tenemos desarrollos de un auto eléctrico; impresoras de tres dimensiones que es un nuevo modo de hacer industria, que realiza algo parecido a un reemplazo de las ortodoncias; hay desarrollo de drones (aeronaves no tripuladas) y tenemos desarrollos tecnológicos en agropecuarias donde hay uno de los pocos laboratorios del país que puede exportar embriones fuera del país”.

Sobre este último punto, adelantó que en el corto plazo exportarán a Brasil y otros países de la región.

“Tenemos también la producción de una raza propia que se llama San Ignacio que es una raza para aumentar nuestra frontera ganadera con carne de calidad en lugares desfavorecidos a nivel de pasto. Ya estamos exportando tecnología. Tenemos estudios importantes en pasturas, en insecticidas naturales generados sin productos químicos.

Nuestro departamento de investigación tiene más de 174 proyectos aprobados este año. Somos por lejos las que estamos en mejor posición a nivel de las universidades privadas en cantidad de investigaciones y publicaciones. Tenemos una unidad ejecutora vinculada al Conicet que está en producción de vacunas y varias otras investigaciones al servicio de la industria farmacéutica”, concluyó.

Becas Progresar
“Nosotros quisiéramos una educación privada abierta para todos”

– ¿Qué opinión tiene sobre las becas Progresar ,que impulsa el Estado Nacional para facilitar el acceso a la educación superior a jóvenes que no lo tenían?
– Tal vez moleste a algunos lo que voy a decir, pero nosotros tenemos una universidad pública de gestión privada; más de un padre de familia ha dicho que si paga impuesto, las universidades públicas de gestión privada también deberían ser subsidiadas por el Estado como lo son las universidades públicas de gestión pública. Como eso no se da, todo subsidio que sea a favor de la familia para que nuestras universidades sean más inclusivas, es bienvenido.

Nuestro deseo es que esta universidad fuera gratuita pero no puede ser porque los profesores y administrativos deben cobrar. Desde que fue fundada la universidad para nosotros fue una preocupación cobrar lo menos posible las cuotas, pero seguimos dependiendo en 80% del aporte por medio de cuotas. Entonces todo lo que quiera subsidiar el Estado me parece no sólo un hecho bueno sino de justicia. A algunos no les gustará, pero comparto la idea con varios estadistas.

– ¿A qué se refiere con que a algunos no les gustará?
– Porque algunos ponen una división muy grande, creen que la educación privada tiene que ser elitista y nosotros quisiéramos una educación privada abierta a todos.

Artículos destacados