Docentes universitarios estiman que sus sueldos deberían subir 57%

Informaron los primeros resultados de la Canasta del Docente Universitario elaborada por Cippes, por pedido del gremio Adiuc.

La mayoría de los docentes de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) posee una opinión negativa en relación con su actual salario. Así surge de la Canasta del Docente Universitario, un indicador socio-económico elaborado en forma exclusiva para ese sector que fue desarrollado por el Centro de Investigaciones Participativas en Políticas Económicas y Sociales (Cippes) por solicitud de la Asociación de Docentes e Investigadores Universitarios de Córdoba (Adiuc).

De los docentes, 41,2% consideró que la retribución por su labor es “mala” o “muy mala”, 45,4% la considera “regular” y sólo 13,4% manifiestó que se encuentra “satisfecho” o “altamente satisfecho” con su situación salarial. Además, consideraron necesario negociar en las próximas paritarias un aumento salarial, en promedio, de 57,6%.

Según informó el Cippes, esta consideración negativa del salario encuentra una de sus explicaciones cuando los docentes son consultados sobre la incidencia de aquéllos en la economía de sus familias. “La respuesta es categórica: porque en términos del ingreso total familiar, el salario docente sólo representa en promedio 37,9% del total”, explica el informe.

Cabe detallar que la elaboración de éste tuvo en consideración las entrevistas que se realizaron durante octubre pasado y lo que va del mes entre 238 docentes e investigadores de la Casa de Trejo.

Por ahora, los datos difundidos son parciales ya que los miembros del Cippes, Pablo Gallo y Santiago Re Crespo, informaron que la semana entrante brindarán mayores detalles a medida que progrese el análisis de los datos reunidos.

Camino a paritarias

Del informe también se desprende la estimación del porcentaje salarial a negociar por el gremio en un futuro. Los profesores encuestados estimaron que la suba debería ser, en promedio, de 57,6%.

Los investigadores indicaron que, como correlato de lo anterior, se puede visualizar que la realidad de la mayoría de los docentes está vinculada con salarios bajos e insuficientes, aspecto en el cual la necesidad de sumar más ingresos va siempre de la mano de agregar más horas de trabajo. “Tal es así que, en promedio, los docentes encuestados trabajan 9,30 horas por día (46,50 horas semanales) que distribuyen entre actividades de docencia, investigación y trabajos en el sector privado. Asimismo esta carga horaria, se integra con las horas que dedican a trabajo en sus hogares”, detallaron.

Más de un trabajo

–  Sesenta y seis por ciento de los docentes afirma tener un trabajo por fuera de la universidad. “Dicha situación no es deseada ni concebida como la ideal, ya que uno de cada tres encuestados atribuye que esta situación responde a razones monetarias y/o a la falta de cargos docentes disponibles”, referencia la encuesta.

– El informe señala que “si los salarios fueran más altos y hubiera una mayor disponibilidad de cargo, una gran proporción de estos profesionales trabajaría de forma exclusiva en la universidad; o por lo menos esta opción resultaría más atractiva para ellos”.

Artículos destacados