Una dupla indisoluble: “Mindset y ciberseguridad”

Por Andrea Queruz Chemes (*)

Junto con la pandemia y, por supuesto, con el crecimiento exponencial del uso de tecnologías que nos facilitan el trabajo en virtualidad, se incrementó el reporte de ciberataques. Éstos utilizan códigos maliciosos que alteran la lógica o los algoritmos de programación, lo que genera consecuencias perjudiciales que varían desde el robo de datos, encriptación de cuentas, alteración en las operaciones, etcétera.

En consecuencia, empresas de ciberseguridad como BlackBerry (BB), dedicada al desarrollo de software, han incrementado avances que permiten prevenir ataques cibernéticos, con su consecuente corolario en el valor de la acción en el mercado bursátil.

Paradójicamente, mientras hacía el seguimiento de BB en un importante plataforma internacional de mercado bursátil, la acción modificó su valor. Nada más y nada menos que 9.900%. ¿Qué podría haber ocurrido?

Si lo crees, lo creas. Si, por el contrario, no crees, es poco probable que puedas crearlo. Más allá de la lógica en la sintáctica de la frase, podemos aludir al principio de la física cuántica, que manifiesta que no existe disociación entre pensamiento y materia. O, expresado de otra forma, solemos decir “donde va el pensamiento, va la energía”.

Como sea que uno lo piense -y lo sienta-, nuestra mente es muy poderosa. Puede ser nuestro aliado o nuestro enemigo en la materialización de un proyecto, la toma de decisiones, alguna situación de interés o en el propio desarrollo profesional y corporativo.

El viernes 28 de mayo pasado, a las 20.30, cerraba un día con diferentes actividades de consultoría y también de bolsa -ya que además soy trader- y se presentó ante mis ojos un cambio en el valor de la acción de BB. Había cerrado a US$10,07 en Wall Street, registrando un after -después de cierre de operaciones- de US$9,99.

¿Podía ser mi mente? ¿Estaba medio fatigada un viernes a esa hora? ¿O como me dijo algún simpático en español, cuando lo comenté en el foro de la plataforma de trading, “aflojale a los vicios”?

Pero, ¿cómo averiguar si era un engaño de sí misma, un error cognitivo de percepción e imagen, tal vez un error del sistema, de ciberseguridad u otra variable? ¿Cómo probarlo?

Buscar un testigo al cierre de operaciones en un día viernes a la noche era casi imposible  aunque lo intenté igualmente, con resultado negativo. La falla del sistema había pasado inadvertida para los inversores y traders.

El mercado de Wall Street ya había cerrado; incluso los europeos, a esa hora, estaban en plena madrugada de sábado, y también el mercado asiático.

Entonces capturé pantalla y lo guardé para reportar al área de soporte de la plataforma y a BB por si hubiese impactado de alguna forma.

¿Cuál fue la falla? No lo sé, pero la acción pasó de valer US$10,07 a US$1.007.

Si bien sabemos quienes seguimos este título que aún está subvaluada, ya que apenas se estaba aproximando a su valor objetivo, sus desarrollos en ciberseguridad son muy potentes y muy probablemente su crecimiento será aún más exponencial en materia de ganancias.

Sin embargo, tanta “energía concentrada” en el pensamiento para empujar la acción a tremendo crecimiento no podía ser fiable, no es congruente al menos en el aquí y ahora del presente, pues el comportamiento del título venía siguiendo patrones propios y no respondía ni al ritmo del Nasdaq ni de ningún indicador de bolsa. Tampoco seguía el comportamiento del mercado, al menos desde hacía un trimestre.

Habitualmente, cuando sucede algún error -por ahora lo llamo así- se debe a alguna modificación que se está llevando a cabo en plataforma de operaciones, para lo cual suele mostrar automáticamente un aviso a sus usuarios. También este tipo de errores duran muy poco tiempo, o segundos o minutos, y no casi media hora como mostró en pantalla.

Más allá de la experiencia y la curiosidad compartida, la riqueza del planteo va más allá.

¿Qué hubiera pasado si el “error” surgía cuando el mercado estaba operativo en alguna parte del globo? ¿Hubo alguna consecuencia para los inversores o para las mismas empresas? ¿Se trató de un mero error o pudo responder a un ciberataque? Cabe mencionar a los legos en el tema que no todas las operaciones son en tiempo real y ejecutadas por humanos sino que lo son también programadas automáticamente mediante algoritmos.

¿Cuán importante es reconocer en el mindset digital humano la creación de la tecnología pero no sin perder de vista que los programas son diseñados por humanos y éstos requieren, a su vez, desarrollar su potencial de manera continua?

En materia de big data, 80% del volumen de datos más relevantes que circulan, que son los más valiosos, resulta del análisis de datos semi y no estructurados como videos, textos, plataformas y sitios web, que sólo son producto del procesamiento humano.


(*) Consultora de empresas y psicóloga

1 Comentario en "Una dupla indisoluble: “Mindset y ciberseguridad”"

  1. Avatar ecosacov@gmail.com | 15 junio, 2021 en 9:36 pm | Responder

    Muy interesante!!! Su observación alerta sobre la ciberseguridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Artículos destacados