Si comparte usuario de Netflix, va preso

Por Matías
Altamira *

Compartir usuarios es un delito federal en los Estados Unidos, un delito menor en Argentina, es un incumplimiento del contrato en todo el mundo, además del reproche moral correspondiente al saber que se desarticula el negocio pensado por sus creadores.

Tanto Netflix -el mes pasado- como HBO GO, Amazon Prime, Disney + y otras empresas que ofrecen distintos servicios mediante el pago de una cuota mensual por una cuenta familiar, han manifestado su preocupación porque sus usuarios comparten las claves de acceso con terceros, distintos al público permitido, lo que afecta sustancialmente sus ingresos, que provienen de la suscripción mensual, por lo que están analizando distintas medidas restrictivas.

En Estados Unidos, según la Ley de Abuso y Fraude Informático, dar su contraseña a otra persona o usar la contraseña de otra persona constituye un «acceso no autorizado» a la cuenta, lo que significa que podría enfrentar sanciones penales por compartir contraseñas en casi cualquier servicio de transmisión, con un máximo de 10 años de prisión.

En Argentina podría tener un destino similar, aunque sustancialmente más benigno, si se aplica el Art. 153 bis, que reprime con 15 días a seis meses a quien a sabiendas accediere por cualquier medio, sin la debida autorización o excediendo la que posea, a un sistema o dato informático de acceso restringido. Claramente, quien recibe el usuario y contraseña de un amigo que no integra el grupo familiar íntimo de alguna de estas plataformas de transmisión de películas o similares, no tiene autorización de la empresa para acceder a su sistema de acceso restringido.

En ambos casos es poco probable que las empresas opten por la persecución penal para desalentar el uso no autorizado de sus plataformas, ya que la vía tecnológica es más amigable, especialmente al implementarse desde su sede central, al contrario de la vía penal que tiene que ejecutarse en cada una de las jurisdicciones donde tiene clientes.

Tomando como ejemplo Netflix, en sus términos y condiciones de servicio establece que el servicio y todo el contenido visto en él son sólo para uso personal, no comercial, y no debe compartirse con personas que no sean miembros de su hogar. Además, podrán decidir cancelar la cuenta o suspenderla para proteger al usuario, a Netflix o a sus socios contra el robo de identidad u otra actividad fraudulenta.

Finalmente queda la perspectiva moral, que debería ser la primera en analizar y contemplar por cada persona, para obrar bien, porque corresponde, sin más argumentos, ya que hacer el bien al prójimo, inclusive si es una corporación multinacional, no debería requerir muchos fundamentos para convencer a cada uno.

* Abogado, especialista en derecho informático

Sé el primero en comentar en "Si comparte usuario de Netflix, va preso"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Artículos destacados