Luz verde para la generación que viene

Las aseguradoras lanzaron un libro de educación vial para las escuelas primarias.

En Córdoba mueren al menos 15 personas por mes en accidentes de tránsito, la mayoría causados por errores humanos vinculados con prácticas negligentes. Además de los sistemas de sanción, la educación en vialidad surge como una de las principales herramientas para combatir la cifra de accidentes vehiculares. Las aseguradoras analizan que lo más apropiado es comenzar a educar en valores de convivencia a los ciudadanos desde los primeros años de la infancia, para construir en las aulas una base adecuada a la sociedad que queremos.

La Asociación de Productores Asesores de Seguros de Córdoba (APAS) trabaja junto a siete compañías de seguros en Córdoba. Ofrecen a sus asociados difusión y capacitación en productos.

Con el aporte de Sancor Seguros y de San Cristóbal asumieron el compromiso de editar “De Nibelún a la tierra”, un divertido libro de caricaturas dibujadas por Oscar Salas y coordinado por la docente especialista en vialidad Martha Morales, que se distribuirá de manera gratuita en las escuelas de nivel inicial.

Comercio y Justicia conversó con Eduardo Haro, presidente de la entidad que impulsó el proyecto, para conocer cómo surgió y cuáles son los problemas que pretende abordar y, de alguna manera, resolver.

– ¿Cómo surge el proyecto de Nibelún?
El libro es para nosotros un segundo paso porque empezamos con educación vial en agosto del año pasado. Armamos un equipo, integrado por médicos y docentes, en el cual se abordaba el tema drogas en accidentes de tránsito. Ese programa sigue y al mismo tiempo decidimos agregar material que le sirva al docente primario para trabajar la temática en el aula. Convocamos a Oscar Salas y a Martha Morales y armamos este producto. Nosotros, los productores de seguros, tenemos un contacto diario con los accidentes de tránsito. Una de las personas a la que inmediatamente se llama después de polícía, bomberos y médicos, es al productor de seguros.

Esto nos llevó a pensar en el sector -los productores y las compañías- qué ofrecer en relación con este problema. Veíamos que se generaba el sistema de carnet por puntos, charlas de prevención, pero consideramos que era importante abordarlo también desde la educación. Empezamos el año pasado con alumnos del último año del colegio secundario y este año adicionamos los primarios.
La característica de este libro es que tiene actividades para trabajar en el aula, con los docentes, y en la casa, con los padres. En un primer momento pensamos en un manual pero finalmente decidimos lanzar distintos libros, para los distintos niveles. Sancor Seguros y San Cristóbal se interesaron por la propuesta y decidieron apoyarla. Lo planteamos como un programa de trabajo de mediano y largo plazo, en el cual ésta sería la segunda etapa.

– ¿De qué manera se van a distribuir?
En esta primera instancia hicimos cinco mil libros, de los cuales cuatro mil se van a trabajar por medio de las dos empresas auspiciantes. La distribución es gratuita. A raíz de esto se han acercado otras compañías para trabajarlo de la misma forma, lo cual nos lleva a la decisión de reimprimir el libro. En el interior hay muchos colegios que lo están pidiendo.

– ¿Cuáles son los ejes que aborda?
Los valores, la responsabilidad, el compromiso, el respeto. Uno de los personajes dice: «Hay cinco cosas que debemos recordar para no tener accidentes cuando circulamos en bicicleta o en cualquier otro vehículo: debemos ser responsables, prudentes, tolerantes, respetuosos y amables».

– Sobre la problemática, ¿qué responsabilidad les cabe a las autoridades?
Nosotros los invitamos a la presentación de Nibelún y fueron miembros de equipos técnicos de algunos partidos, concejales, miembros de equipos de candidatos a intendentes. Lo que les cuestionamos es que, a tan poco tiempo de las elecciones en la provincia, ninguno de los candidatos de los principales partidos -con 40 personas que pierden la vida mensualmente por causa de accidentes de tránsito, haya hecho una propuesta. Nosotros aportamos esto y estamos dispuestos a compartirlo. El Estado debería declararlo de interés educativo para ampliar la posibilidad de acceder a este tipo de trabajos. Si los docentes necesitan contención, desde el punto de vista educativo también se la podemos dar.

Hoy el parque automotor está sobrepasado, el centro de la ciudad suele ser un caos y no se respetan las normas de tránsito. ¿En qué considera que falla el sistema de control?

En Córdoba ciudad lo que se nota, principalmente, es que no hay una política de tránsito, entonces vivimos en medio del caos. Apuntamos a trabajar con las gestiones que vienen. En la provincia lo que se ha hecho es un sistema de carnet por puntos que no ha dado buen resultado, a diferencia de otros países del mundo. Quizás porque no se terminó de dialogar con los municipios. Hoy se descree del sistema porque no se tuvo en cuenta a las municipalidades y últimamente aparecieron multas rechazadas por falsificacioón de firmas. No hablamos de la mala intención pero sí hay falencias que se podrían haber previsto. En los países donde sí dio resultado, aparte del regimen de sanción, también se trabajó sobre la educación. Ése es el aporte que estamos haciendo nosotros.

Artículos destacados