Los argentinos aprueban la protesta callejera más que ningún otro país

La participación en manifestaciones públicas alcanza 15,4 por ciento y se convierte en la cifra más alta del Hemisferio. Además, según un estudio, nuestros ciudadanos están entre los que expresan mayor interés en la política.

La Universidad Torcuato Di Tella y la Universidad de Vanderbilt, donde se encuentra radicado el Proyecto de Opinión Pública de América Latina (LAPOP, en sus iniciales en inglés), presentaron la encuesta de opinión pública denominada Barómetro de las Américas.

Se trata una oportunidad para examinar con cuidado las tendencias de las actitudes, percepciones, creencias y experiencias de los argentinos durante los últimos dos años. La encuesta correspondiente a Argentina es parte integrante de una investigación más amplia que incluye a 24 países de América Latina y el Caribe, además de Canadá y los Estados Unidos
Según datos de este informe, nuestro país se ubica como el más contencioso de la región y uno donde los ciudadanos más intensamente “aprueban el corte de rutas y la invasión de la propiedad privada como modalidad de protesta”. En este sentido, la participación de los argentinos en manifestaciones públicas y protestas alcanza 15,4 por ciento de los entrevistados, la cifra más alta del hemisferio.

Esta proporción es mayor que la de los que acudieron a alguna de las instancias estatales de resolución de conflictos, tales como elevar pedidos a legisladores, intendentes, concejales y funcionarios burocráticos o participar de reuniones convocadas por el gobierno local.

La participación en protestas y manifestaciones, que en su mayor parte es voluntaria, parece ser eficiente a la hora de obtener respuesta a los reclamos y se dirige fundamentalmente a cuestiones económicas, interpelan tanto al gobierno nacional como a los diferentes gobiernos provinciales y gozan de una considerable legitimidad ciudadana, según el informe.

Asimismo, la tolerancia de los argentinos frente a la protesta callejera y la invasión de la propiedad privada es una de las más altas de la región. En una escala de 0 a 100, el país se ubica en la cuarta posición con 35 y 20,7 puntos respectivamente. Estos valores son sólo superados por Honduras, Belice y Colombia.

Si se adopta una perspectiva regional, los habitantes del Noroeste y AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) declaran, en promedio, niveles de aprobación de estas formas de protesta superiores al promedio nacional, mientras que los residentes del resto de las regiones expresan niveles inferiores.

Los argentinos y la política
Junto con Uruguay, Canadá y República Dominicana, Argentina es uno de los países donde los ciudadanos expresan mayor interés en la política. Pero los partidos políticos tienen el nivel de confianza más bajo de todo el continente. Al referirse a la participación política, el estudio observa que las personas afectadas por el desempleo y quienes reciben una ayuda económica por parte del Gobierno tienen una probabilidad significativamente mayor de participar en política partidaria que los demás.

Más aún, sólo uno de cada veinte argentinos asiste a reuniones convocadas por la municipalidad, apenas 15 por ciento dice haber presentado peticiones al gobierno local y poco más de 10 por ciento dice haber pedido ayuda a su intendente alguna vez (o a un concejal). Un dato curioso es que entre quienes acudieron a sus representantes, 90 por ciento dice que le fue bien, que obtuvo una resolución favorable a su problema.

De izquierda o de derecha
En un rango de uno a 10 (donde “1” es izquierda y “10”, derecha) la identificación ideológica de los argentinos se ubica en 5,1. La cifra, comparada con 2008, está ligeramente más ubicada hacia la izquierda, ya que entonces había sido de 5,5. La posición de la ciudadanía argentina aparece como una de las más pronunciadas del continente: sólo Uruguay está más a la izquierda.

Además, con respecto al rol del Estado, según el estudio, el nivel de apoyo a la idea de que el Estado debe ser el dueño de las empresas e industrias más importantes se ubica entre los más elevados de la región: de 0 a 100, obtiene 67,9 puntos.

En otro orden, en derechos civiles, los argentinos son particularmente receptivos -junto con los canadienses, norteamericanos y uruguayos- a la idea de que los homosexuales puedan postularse para ocupar cargos públicos y puedan casarse.

Artículos destacados