La demanda en alza impulsó la transferencia de empresas

Las adquisiciones crecieron 750% en 2010. Aumentó la participación de empresas chinas y retrocedió la de firmas nacionales y brasileñas.

El incremento del nivel de actividad y el aliciente que supone, impulsaron en 2010 las adquisiciones y fusiones de empresas en el país, que crecieron 750% con respecto a 2009 y casi 200% con relación a 2006, el año récord de la década pasada. Con relación al año pasado, creció la participación de los capitales chinos y cayó la de los brasileños y argentinos.

Según el relevamiento que realiza habitualmente la consultora de Orlando Ferreres, “la cantidad de operaciones con respecto al año anterior permaneció constante; sin embargo, el monto de las operaciones aumentó significativamente por las transacciones del sector petrolero y gasífero”.

El año pasado se registraron en el país 93 operaciones de adquisición y/o fusión de empresas, 44 de ellas correspondiente a un comprador extranjero y 49 a un adquirente local. Este número de transacciones se ubicó apenas por debajo del registrado en 2009, cuando se produjeron 97 operaciones, 35 de compradores extranjeros y 62 de adquirentes nacionales.

Estos datos revelan dos cosas: que el número de transacciones se mantuvo estable en los últimos dos años, pero cayó con relación a los años anteriores, pues se habían registrado 142 operaciones en 2007 y 134 en 2006.

Pero también que los compradores nacionales perdieron peso relativo con relación a los extranjeros, lo que evidencia una tendencia a la extranjerización del aparato productivo y financiero argentino, pues en no pocos casos se vendieron firmas nacionales.

Cambios significativos
Si el relevamiento de la cantidad de operaciones de adquisición y/o fusión revela cierta estabilidad en los últimos dos años, el análisis de los montos involucrados evidencia una realidad bastante diferente, porque el año pasado se produjo un incremento descomunal de los montos en juego: mientras que en 2009 se realizaron operaciones por 2.387 millones de dólares, en 2010 involucraron 20.437 millones de dólares, casi 750% más que el año anterior.

Esta cifra representa el récord para lo que va del siglo en Argentina, pues los años más relevantes de la década pasada en lo que respecta a adquisiciones y fusiones (2006 y 2007) quedaron muy lejos del techo registrado en 2010.

El monto involucrado el año pasado estuvo influenciado por el impacto de algunos importantes anuncios: el principal fue la compra que realizó en noviembre el Grupo Bridas a British Petroleum de 60% del paquete de la empresa Pan American Energy, por 7.059 millones de dólares.

Otras dos operaciones grandes fueron, en primer lugar, la adquisición en septiembre por parte de la compañía canadiense Goldcorp de la filial argentina de la empresa minera Andean Resources, por 3.400 millones de dólares; y en segundo lugar, la compra de 50% de la empresa Bridas –que luego adquirió Pan American Energy- efectuada por la petrolera China National Offshore Oil Company Ltd. (Cnooc) –la más grande del gigante asiático-, por 3.100 millones de dólares, operación efectuada en marzo del año pasado.

Por último, la cuarta gran operación de 2010 fue la compra por parte de China Petrochemical Corp. (Sinopec) -la mayor compañía refinadora de petróleo de Asia- de la filial local de la norteamericana Occidental, realizada en diciembre pasado, por 2.450 millones de dólares.

Esas cuatro operaciones, concentradas en los sectores petrolero y minero, explican 70% de los montos invertidos en 2010 en adquisiciones y fusiones en el país. Otros sectores en los que se produjeron operaciones de envergadura fueron el de servicios financieros –como la venta de la mitad del Banco Patagonia y de la totalidad de la Compañía Financiera Argentina- y el de retail –como la venta de la empresa Interbaires-.

Finalmente, los datos revelan que el año pasado hubo una fuerte avanzada de firmas chinas sobre empresas argentinas o filiales locales de compañías extranjeras: las empresas del gigante asiático aportaron 27% de los montos en juego en 2010 y lograron así que China ocupara el primer lugar en lo que hace a origen de los capitales para la adquisición de empresas. El año anterior, en 2009, las firmas de ese país no habían tenido ninguna participación en la compra de compañías en Argentina. Otro actor relevante fueron los capitales canadienses, que aportaron 17% de los montos en 2010.

Eso generó una caída de la participación de los capitales brasileños y argentinos, que sólo aportaron 8% y 7%, respectivamente, en 2010, cuando su participación había sido de 44% y de 30% en 2009.

Artículos destacados