Tarjeta Naranja habilita una nueva forma de pago mediante celulares

“Tenemos prohibido lanzar un nuevo producto que no sea diferente”, metaforizaron los directivos de Tarjeta Naranja el viernes pasado, cuando presentaron ante la prensa su innovadora Naranja MO, el primer sistema del mercado que permite pagar una compra con un teléfono celular.

“Somos parte de los cambios del mundo y más que una evolución en el mercado de las tarjetas, es una revolución porque somos los primeros en el país y en la región en implementar este mecanismo”, dijo Juan Pablo Mon, responsable de Marketing.

El sistema es “como llevar la tarjeta en el celular” y su habilitación es simple: con un mensaje de texto se obtiene el alta, se carga el dinero y se realiza la compra. ( Ver detalles). La transferencia de efectivo se realiza desde la cuenta Naranja del titular a diversos celulares.

La implementación del servicio fue realizada en forma conjunta con First Data, la proveedora líder de terminales posnet del país. Su desarrollo, que consistió en el proceso y adaptación del sistema a las terminales tecnológicas que actualmente funcionan, demandó un plazo de dos años y medio. Tarjeta Naranja invirtió un total de siete millones de pesos en la puesta en marcha de este servicio, monto que también incluye la fuerte campaña publicitaria que la marca estrenará, con Natalia Oreiro como protagonista del comercial.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Multisegmento
El sistema se puede adaptar en cualquier tipo de celular, independientemente del modelo o ventajas técnicas de cada aparato. “Está destinado a todos los segmentos, aunque el público joven será el más rápido en adaptar la solución”, precisó Gustavo Fazzio, gerente de nuevos desarrollos de la Tarjeta.

Es un sistema de transferencia de dinero “necesario” y “seguro” para padres que viven lejos de sus hijos. No reviste costo adicional, sólo el valor del envío del mensaje de texto, $0,50 más impuestos, según precisó Fazzio.

Entre la red de Tarjeta Naranja y la de First Data en todo el país, el producto se podrá utilizar en más de cien mil comercios adheridos.

Expectativas
“Es una apuesta que generamos en materia de negocios porque los usuarios del producto pueden ser titulares y no titulares del dinero, con lo cual se amplía el universo de usuarios de Tarjeta Naranja”, explicó a Comercio y Justicia el titular de Marketing de la firma local.

El monto máximo de otorgamiento permanente es de 500 pesos, sin límites en cuestión de plazos. Según estudios previos ya efectuados, es un producto “ideal” para utilizarse en micropagos: cine, supermercado, comidas rápidas, entre otros. “Habrá un gran volumen de transacciones pero estimamos que la facturación – en una primera etapa- no va a superar los 30 millones de pesos”, dijo Mon.

No obstante, y tras evaluar la respuesta del mercado, los ejecutivos esperan que las compras se extiendan a otros rubros como vestimentas, electrodomésticos y librería.
Aunque el monto no es muy significativo al lado de los 700 millones de pesos que Naranja factura mensualmente en todo el país, es “la oportunidad única de estar a la vanguardia de la tecnología”.

“Más allá del margen, que espero sea superior, lo más importante es mostrar que seguimos trabajando en la innovación. Esta es la punta de un iceberg, una nueva forma de comprar a través de SMS, lo que sienta precedente para que la tecnología siga avanzando”, c

Artículos destacados