Mejoró la venta de motocicletas

Los fabricantes nacionales de motocicletas esperan una producción anual de 500.000 unidades, una cifra evaluada como “muy positiva” entre los empresarios, que hasta hace poco temían una caída superior.

La Cámara Industrial de Bicicletas, Rodados y Afines (Cimbra), sostuvo que “el escenario se modificó radicalmente en términos favorables porque a principios de año se estimaba una fabricación de 300.000 motocicletas”. Para Cimbra, una caída de 20% respecto del año pasado “no es mala”. Hay una recuperación de la confianza en los compradores.

En el mercado local siguen dominando las marcas tradicionales como Motomel, Honda, Gilera y Zanella, que cumplen la doble función de fabricantes y vendedoras.

Las fuentes del sector evaluaron que “marcha bien y con buenas perspectivas la venta de motos nacionales y de baja cilindrada, 110, 125 y 150”, que no superan un costo de 5.000 pesos.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

“Cualquier comparación con el 2008 sería tremenda porque ese año fue récord, afirmó Pedro Waisman, presidente de Cimbra. Cabe recordar que antes de que se acentuara la crisis financiera, el sector había estimado ventas en el mercado interno de 800.000 unidades y la cifra alcanzada finalmente durante el 2008 fue de 650.000 rodados, según cifras oficiales.

Piden régimen
Para ampliar la participación nacional, Cimbra espera la promulgación del régimen de incentivo para fabricación de motos y motopartes.

El plan busca incrementar el valor agregado local de 40% a 60% en cinco años y está dirigido a inversiones por al menos un millón de dólares e incluye bonos fiscales y reducciones arancelarias y otros incentivos.

Actualmente, el mercado nacional es abastecido en 70 por ciento por motos importadas. Sin embargo, una alta proporción de estos vehículos son armados en el país, luego de la compra en el mercado asiatico, especialmente el chino, de kits terminados y listos para armar. Algunas firmas nacionales, como la cordobesa Cerro Motos, lanzó un plan de incorporación paulatina de motopartes nacionales. De acuerdo con la inversión que realizó en su planta de armado, la firma podría ingresar en el plan de incentivos a la producción.
La nueva normativa, que espera el decreto promulgatorio del Gobierno, está dirigida a quienes acrediten inversiones por al menos un millón de dólares; como incentivo para la producción nacional habrá un paquete de medidas como: certificados de importación con reducciones arancelarias; líneas de financiamiento para favorecer la adquisición de insumos y bienes, y bonos fiscales para el pago de tributos e insumos.

“Cuando este año teníamos recorte de trabajo y horas extras, ahora vemos una recuperación de los niveles de empleo. Queremos aumentar los turnos y potenciar la sustitución de las importaciones”, dicen en las empresas fabricantes.

Para la cartera de Industria, el apoyo al sector motopartista es clave, ya que la demanda interna ha mostrado un fuerte dinamismo en los últimos años. En 2008, la Argentina importó más de 450 millones de dólares en motopartes y motovehículos completos.

Artículos destacados