Los cordobeses se animan más a los autos de lujo

Las ventas en este segmento se duplicaron en el último año. Los clientes buscan tecnología, seguridad y distinción. La oferta se diversifica.

A pesar de que los autos nacionales de gama media y baja continúan liderando el mercado local, la oferta de autos premium de importación crece al ritmo de las ventas que impulsan al segmento.

En Argentina, marcas como Audi, BMW, Mercedes-Benz y Alfa Romeo lideraron históricamente el mercado. Sin embargo, Toyota, Honda, Nissan y Porsche también disputan fuertemente las preferencias de los clientes.

Teniendo en cuenta las cifras, las ventas del rubro acumuladas a mayo de 2011 en Córdoba superaron en 109,4 por ciento las de igual período del año pasado. En términos concretos, significó la venta de 67 automóviles, por encima de los 32 vendidos en 2010, según el último informe sectorial de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara). En todo el país se vendieron 880 autos, lo que supera en 111 por ciento la cifra de idéntico período del año pasado.

Consultado sobre el crecimiento local del segmento, Sebastián Parra, presidente de la Cámara de Comercio Automotor de Córdoba (CCAC) analizó que uno de los factores que impulsan hoy las ventas de este tipo de vehículos es “el apuro” para ganarles de mano a las trabas a las importaciones. Las trabas impuestas por el Gobierno nacional dejaron al menos tres mil vehículos sin poder ingresar al país.

Distinción
A escala local existe una amplia oferta de concesionarias premium, que apuestan a clientes que buscan autos con exclusividad, tecnología y seguridad. La tendencia predominante sigue siendo el auto familiar, aunque también gana terreno la venta de autos deportivos.

Así lo aseguró -en diálogo con este medio- Juan Manuel Castelli, gerente comercial del show room de Porsche que desembarcó recientemente en la ciudad. En el caso de la legendaria firma el Cayenne -con un valor que alcanza los 126 mil dólares- lidera las ventas, seguido del Boxster (115 mil dólares), el Cayman (135 mil dólares) y el 911 (175 mil dólares).

Castelli caracterizó al comprador de marcas premium como una persona independiente, de más de 40 años, amante de los autos, con una veta “fierrera”. Por su parte, Parra agregó que -con frecuencia- se trata de comerciantes y empresarios ligados al agro.

Restricciones y expectativas

Este año se avizora otro récord en ventas para el mercado automotor y el segmento premium no será la excepción.

En Porsche apuntan a vender al menos 25 autos hacia fin de este año, aunque se manifestaron preocupados por la capacidad de contar con stock, en virtud de las trabas a las importaciones.

Con el objetivo de reducir en 20 por ciento la entrada de productos del exterior y promover el desarrollo de la industria local, el Estado decidió aplicar licencias no automáticas a los cero km nafteros de más de 3.000 cc de cilindrada y los diésel de más de 2.500 cc. La medida dejó a más de 120 modelos de lujo afuera. Considerando las cifras de Acara, BMW -por ejemplo- redujo en 72 por ciento sus importaciones, comparando los primeros cinco meses de 2011 con igual período del año pasado.

Artículos destacados