Las sierras registran muchas consultas y menos reservas

Comienza el primer mes de la temporada de verano y las localidades turísticas de las sierras cordobesas coinciden en mantener sus expectativas positivas frente a un buen nivel de consultas, pero con un lento avance en las reservas.
“Tenemos una gran cantidad de consultas pero cuesta más que el año pasado transformarlas en reservas efectivas” destacó a Comercio y Justicia María Irene Tomás, secretaria de Turismo de Mina Clavero, quien estima que “los alojamientos de mayor categoría se van a llenar y el resto se completará después del 6 de enero”.
“La gente está más sensible y especula más; antes preguntaba por un solo establecimiento y hoy pide consultar por cuatro o cinco hoteles para comparar tarifas y servicios” comentó Pablo Sgubini, secretario de Turismo de Villa General Belgrano, y afirmó que las reservas hasta el momento superan el 60% y aspiran a mantener los mismos niveles que el anterior período estival.

“El panorama no es tan malo como parece, va a ser una temporada difícil y competitiva, pero nosotros ya tenemos hoteles que están completos hace veinte días. Creo que vamos a tener que pelear por los alojamientos de menor categoría y por quienes no trabajan con reserva previa”, agregó Sgubini.
Ante la situación de incertidumbre, la localidad turística de estilo centroeuropeo elaboró una grilla nutrida de espectáculos y solicitó al sector hotelero coherencia a la hora de retocar sus tarifas. “No está homogeneizado el aumento de precios, hay algunos que incrementaron entre un 10% a un 12% y otros hasta un 25%”.
En Mina Clavero anunciaron un aumento promedio en todas las tarifas de hasta un 20% en relación con la temporada anterior. Hoy los precios de hoteles una estrella parten de $150; los dos estrellas, desde $180; tres estrellas, desde $250 y cabañas para cuatro personas, desde $270.
“A los fines de mantener los niveles de pernoctaciones, algunos establecimientos ofrecen promociones y descuentos para quienes contratan por más de siete noches”, agregó Tomás.

Entre otras medidas para fomentar el ingreso de turistas, la localidad de Traslasierra anunció una propuesta de eventos que se extienden desde octubre hasta Semana Santa “con el objetivo de expandir la temporada durante casi seis meses”.
“Esperamos visitantes de Buenos Aires, Santa Fe, La Pampa y Mendoza” comentó la funcionaria, en tanto destacó que para los fines de semana se potencia el flujo de turismo proveniente de la ciudad de Córdoba.
Por su parte, Villa General Belgrano aspira a mantener el 70% de su concurrencia proveniente de Buenos Aires, para lo cual emprendió una caravana de promoción “microsegmentada” en seleccionados barrios de Capital Federal como San Isidro.
“También sumamos a la programación de espectáculos, dos fiestas centroeuropeas que tendrán lugar en enero y febrero. Serán como unas “Oktoberfest pero dirigidas a toda la familia”, comentó Sgubini.

Panorama en Carlos Paz

Al igual que las localidades precedentes, Villa Carlos Paz registra un elevado nivel de consultas, que incluso se extiende hasta febrero, pero con confirmaciones que apenas ascienden al 40%, según declaró a este diario Carlos Azzaretti, secretario de Turismo de la localidad serrana.
“A pesar de la incertidumbre que se vive, estimo que la gente va a salir, quizás por menos días y con un nivel de consumo más bajo” destacó el funcio

Artículos destacados