Reducen pérdida de chance a planteo de ex futbolista

En un juicio de daños y perjuicios derivados de un accidente de tránsito sufrido en 2002 por el ex jugador de fútbol Hernán Armando Biasotto, la Cámara 5ª en lo Civil y Comercial de Córdoba redujo el concepto de pérdida de chance en 20 % de la fórmula Marshall, teniendo en cuenta, entre otras cosas, “que a medida que el actor se acerque al cumplimiento de los cuarenta años (edad considerada como límite para seguir realizando esa actividad profesional), su chance efectiva de haber sido contratado por un equipo de alta competencia disminuye proporcionalmente”.
En el pleito promovido por el deportista en contra de Ema Leticia Cáceres y María Emilia Nivert por los daños de siniestro, que le provocó un 18 % de incapacidad debido a una hernia en la zona cervical, el juez de primera instancia determinó en la edad de 40 años el límite para el cómputo de la pérdida de chance del accionante, a cuyo efecto aplicó la citada fórmula Marshall.
En virtud de la apelación de las demandadas, la mencionada Cámara, integrada por Abraham Ricardo Griffi y Abel Fernando Granillo, revocó parcialmente dicho rubro, estimando aplicable “en forma meramente referencial la fórmula Marshall reducida” en un 20 %, por lo cual disminuyó el importe de condena por este concepto a 55 mil pesos.

Contrato

En el fallo se analizó que “el señor Biasotto, luego del accidente, continuó practicando profesionalmente su actividad, al punto tal que mantuvo contrato vigente con el Club Atlético Talleres hasta el fin de la temporada 2005” y “siendo ello así, corresponde acoger el agravio invocado por las demandadas, en orden a que el período de cálculo para determinar la pérdida de chance futura debe ser extendido sólo por siete años y no por diez, como el a quo lo ha considerado en su fallo”.
A su vez, también se tuvo en consideración que “luego del accidente, el actor continuó en la actividad, sin mayores restricciones, al punto tal de haber participado en la mayor parte de los encuentros del calendario deportivo años 2004/5” y “que un jugador, con los dotes públicamente conocidos que ostentaba el actor, pudo continuar jugando hasta los cuarenta años, como ocurre, por ejemplo, con un jugador que a esa edad se desempeña actualmente en el mismo puesto, en la máxima categoría y en el Club Atlético Huracán”.

Artículos destacados